Lunes, 4 de Febrero de 2008

El Ejército de Chad recupera Yamena

Las tropas gubernamentales evocan ya la victoria mientras los rebeldes aseguran que su repliegue es sólo "táctico"

PÚBLICO.ES ·04/02/2008 - 21:49h

El Ejército de Chad ha recuperado el control de la capital, Yamena, tras el repliegue de la alianza rebelde que desde el sábado intentaba derrocar al dictador Idriss Deby. Una retirada que los insurgentes han definido como meramente táctica, mientras que los militares leales al régimen la definen como una derrota.

En unas declaraciones al portal Al wihda, ligado a la oposición chadiana, el portavoz de la alianza rebelde, Abderrahman Koulamallah, confirmó que sus tropas habían abandonado las calles de Yamena, pero negó que hubiesen sido vencidos."Nos retiramos para volver sobre nuestros pasos y permitir a la población civil que entierre a sus muertos", sostuvo este portavoz."Nuestras fuerzas rodean la capital y, con toda seguridad, vamos a pasar a la ofensiva, por lo que pedimos a la población de Yamena que abandone la ciudad, porque su seguridad no está garantizada", advirtió Koulamallah.

Este nuevo ataque podría aguardar tan solo, según Al Wihda, la llegada de dos columnas de refuerzo procedentes de Sudán, que deberían proveer a los rebeldes de municiones y víveres.

La versión del Ejército chadiano sobre el repliegue de los golpistas es muy diferente. El general Mahamat Ali Abdalá, comandante de las tropas gubernamentales, definió la situación de los insurgentes como "en desbandada".

"Se han retirado porque no tenían elección, y el tiempo demostrará que están derrotados", aseguró el general.

Tras la salida de los rebeldes de Yamena, el Ejército seguía ayer patrullando una ciudad donde reinaba una tensa calma y en la que no se han oído disparos en el centro desde la noche del domingo. Un fuerte contingente armado rodea el palacio presidencial, donde se produjeron los combates más encarnizados el sábado. En su interior, se cree que está oculto desde entonces el dictador chadiano, en el poder desde 1990.

Centenares de cadáveres

Una vez extinguido el ruido de los disparos, las calles de Yamena revelaron ayer un panorama sembrado de cadáveres. No se conoce aún el número de muertos a causa de los duros enfrentamientos del fin de semana, pero tanto diversos testigos como la ONG Médicos sin Fronteras (MSF) hablan de centenares de víctimas.

Muchas de esas personas eran civiles a las que el fuego cruzado o los obuses sorprendieron en la calle. Junto a ellas, yacían soldados de ambos bandos e incluso heridos abandonados a su suerte sin asistencia médica. Otros, más afortunados,recibían ya tratamiento en los hospitales de la ciudad. Un equipo de MSF había atendido ayer a más de 70 personas.Esta ONG informó de que decenas de heridos han llegado al hospital de Adré, en la frontera con Sudán, de donde partieron los golpistas. Chad acusa al Gobierno de este país de apoyar a los grupos que intentan derrocar a Deby.

MSF ha sido asimismo testigo de cómo decenas de miles de chadianos huían de Yamena a la cercana población camerunesa de Kousseri.El Programa Mundial de Alimentos de la ONU envió ayer un equipo a esta región para evaluar las necesidades de estos nuevos refugiados.