Lunes, 4 de Febrero de 2008

Aviso a la Iglesia: «Nada será igual tras el 9- M»

Blanco insinúa que no podría financiarse sólo con sus fieles

G. LÓPEZ ALBA ·04/02/2008 - 21:44h

La cuerda de la relación con la jerarquía católica se sigue tensando, pero el PSOE, más que en romperla, parece interesado en sacar todo el partido posible a la movilización que propicia entre su electorado la ofensiva teocom.

En el toma y daca que mantienen la jerarquía católica y los socialistas, José Blanco dio ayer un paso más. Aun así, la dureza del aviso que lanzó el número dos del PSOE no se vio acompañada de un compromiso concreto.


"Nada será igual después del 9 de marzo en la relación con la jerarquía de la iglesia católica. Es hora de pasar de los palabras a los hechos", aseguró Blanco.

La declaración sonó a ruptura, más cuando agregó: "Hay una situación concreta que es el acuerdo entre la iglesia católica y el Estado, que debe replantearse porque su jerarquía lo está replanteando todos los días".


Autofinanciación

Pero inmediatamente acotó la afirmación: "La jerarquía católica lleva mucho tiempo diciendo que se debe caminar hacia la auto financiación. Pues deberemos dar pasos definitivos". Y, finalmente, matizó: "No se puede deducir de mis palabras que se vaya a denunciar el acuerdo entre la iglesia católica y el Estado".

Tampoco sería precisa la denuncia del acuerdo de 1979 para alterar aspectos sustanciales de la relación. De hecho, el sistema de financiación se modificó en 2006 sin necesidad de una revisión global de los citados acuerdos.


La amenaza es poderosa porque, como recordó Blanco, si la iglesia católica tuviera que financiarse exclusivamente con las aportaciones de sus fieles, "cada vez lo tiene más difícil, porque cada vez tiene menos seguidores".

Debate comprometido: 2010

El único compromiso concreto, recogido en su programa, es: "El PSOE promoverá, transcurridos treinta años de vigencia de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa (en 2010), una reflexión orientada, en su caso, y con amplio consenso, a valorar la posible modificación de aquellos aspectos de la norma para la mejor garantía de la libertad y el pluralismo religioso en la España del futuro, así como de la aconfesionalidad y laicidad del Estado y la no discriminación por razón de creencias, de acuerdo con los valores y principios constitucionales".

Blanco, en declaraciones en TVE, reprochó a la jerarquía católica su "actitud belicosa" y su empeño por "convertirse en instrumento de propaganda de las tesis más conservadoras de la derecha", a la que ve en un proceso de "involución ideológica hacia el integrismo radical". Si, a juicio del PSOE, a Mariano Rajoy "se le paró el reloj en 2004", a la iglesia se le paró antes aun.


En su blog, Blanco califica a la Conferencia Episcopal de "nuevo brazo armado" del PP e insta a Rajoy a aclarar si suscribe su nota, pues en ese caso, "a lo mejor tendría que explicar a los cristianos que no le voten porque Aznar, su jefe, también mantuvo contactos con los terroristas".

Sobre la afirmación del arzobispo Cañizares de que la postura de la jerarquía católica goza de la aprobación de Dios, pregunta: "¿Nadie le dijo que no debe tomar el nombre de Dios en vano?".