Archivo de Público
Jueves, 3 de Enero de 2013

Putin concede la ciudadanía rusa a Gerard Depardieu

El actor ha querido renunciar a su pasaporte por la decisión del Gobierno galo de aumentar al 75% los impuestos sobre la renta de los más ricos

EFE ·03/01/2013 - 10:33h

- EFE - Gerard Depardieu.

Gerard Depardieu, pese a haberse lanzado a la fama en su juventud con la memorable interpretación del eterno trabajador y luchador comunista Olmo Dalcò en Novecento, no está deacuerdo con repartir la riqueza. Este jueves el presidente de Rusia, Vladímir Putin, le ha concedido la ciudadanía rusa en respuesta a su deseo de renunciar al pasaporte francés por la decisión del Gobierno galo de aumentar al 75% los impuestos sobre la renta de los más ricos.

Según informa hoy el Kremlin, Putin firmó el decreto de concesión del pasaporte ruso a Depardieu, nacido en Francia en 1948, en virtud del artículo 89 de la Constitución rusa. El presidente ya había garantizado en diciembre pasado la expedición de un pasaporte ruso al actor francéss si éste decidía definitivamente renunciar a su ciudadanía original, aunque destacó que "él se considera francés".

"Él se considera europeo y ciudadano del mundo. Pero quiere mucho a su país, su cultura y la vive. Estoy seguro de que ahora no está atravesando un buen momento, pero esto acabará", apuntó. Además, subrayó que los artistas son personas con "un espíritu especial" y que "es fácil herir sus sentimientos". "Estoy convencido de que los máximos dirigentes (de Francia) no querían herir a Depardieu, pero como cualquier funcionario de alto o medio rango siempre defendemos nuestra política y las decisiones tomadas".

El Kremlin se había tomado en un principio a broma las afirmaciones de Depardieu

El Kremlin se había tomado en un principio a broma las afirmaciones de Depardieu quien, según el diario Le Monde, dijo que el presidente ruso le había enviado un pasaporte.

El actor, de 64 años, anunció hace unas semanas el traslado de su residencia fiscal a la localidad belga de Néchin, a apenas un kilómetro de la frontera francesa. Su decisión fue tachada de "lamentable" por el primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, lo que indignó a Depardieu, quien reaccionó anunciando su voluntad de renunciar la nacionalidad francesa.

Depardieu aseguró hace unos días que no reconsideraría su decisión después de que el Consejo Constitucional francés rechazara esa medida anunciada por el presidente. Según los cálculos de Hollande, el impuesto del 75% habría proporcionado al Estado unos 300 millones de euros al año, algo que habría permitido a París cumplir con el objetivo de déficit pactado con la Unión Europea. Por eso ha decidido buscar otras vías para poder legislar e imponer la tasa a las grandes fortunas.