Lunes, 4 de Febrero de 2008

Rosell pide valentía a los sindicatos y al futuro Gobierno para aprobar reformas

EFE ·04/02/2008 - 20:51h

EFE - El presidente de Fomento del Trabajo, Juan Rosell.

El presidente de Fomento del Trabajo, Juan Rosell, ha pedido hoy a los sindicatos, a los partidos políticos y al futuro Gobierno una "postura valiente" para tirar adelante las iniciativas necesarias para reformar el Estado del Bienestar y fijar "las reglas de juego del siglo XXI".

En una rueda de prensa previa a la asamblea general de la patronal catalana, Rosell ha dicho que es urgente restablecer la tranquilidad entre los agentes económicos, evitar "las salidas de tono" durante la campaña electoral y "volver a prestigiar la política" para lograr una estabilidad a medio y largo plazo que permita mejorar la competitividad de la economía.

Según Rosell, esa "postura valiente" de los partidos políticos puede traducirse en un "castigo electoral", pero es la única vía para salvar el Estado del Bienestar y avanzar en la competitividad de la economía, tanto catalana como española, "lo más rápidamente posible".

El presidente de Fomento del Trabajo ha citado el encarecimiento de las materias primas y el consiguiente aumento de la inflación como principal problema de la economía en España y del alejamiento respecto a Europa.

Ha asegurado que los datos macroeconómicos son "buenos, correctos", aunque ha reconocido que existe "incertidumbre" en el mundo económico e "interrogantes políticos" debido al proceso electoral iniciado en Estados Unidos y a los comicios generales del próximo 9 de marzo en España.

"Las campañas electorales al mundo económico no nos gustan porque se dicen muchas cosas sin una base técnica", ha afirmado Rosell, antes de reclamar a los políticos que no se centren sólo en las promesas electorales y que expliquen de dónde saldrán los recursos necesarios para cumplirlas.

"Nos explican lo que darán, pero no lo que quitarán", ha dicho el presidente de la patronal catalana, quien no ha querido referirse a las relaciones de Fomento del Trabajo con la CEOE.

También ha solicitado una legislación "previsible, simple y a largo plazo" en un momento en el que "se está cerrando una etapa", tanto económica como política.

Rosell ha sentenciado que España no está en recesión y se ha apoyado en la macroeconomía para reforzar su argumento, sobre todo en los "datos extremadamente positivos" de creación de empleo desde 1994 y en los resultados empresariales en 2007, que han sido "buenos".

En cuanto al superávit presupuestario, ha asegurado que la gestión en ese contexto es "demasiado fácil" y ha insinuado que no se han aprovechado los últimos años de bonanza para aumentar en proporción los recursos públicos destinados a inversión.

El presidente de Fomento de Trabajo ha subrayado la necesidad de impulsar reformas en educación, investigación y desarrollo, servicios públicos y mercado laboral, en este último caso incentivando la flexibilidad en las jornadas y en los turnos de trabajo.

"El mercado laboral actual es injusto e insolidario", ha afirmado Rosell, quien ha abogado por una "convergencia" de contratos, además de una reducción del absentismo y de una apuesta por las infraestructuras, con una gestión "individualizada" del aeropuerto de Barcelona a la cabeza.

Rosell ha remarcado que "no hay recursos para todos" en el marco del Estado del Bienestar y se ha referido al "crecimiento en costes imparable" de las pensiones y de la sanidad para solicitar una reforma del sistema.