Lunes, 4 de Febrero de 2008

La Federación y el circuito de Montmeló condenan las pancartas racistas contra Hamilton

En los entrenamientos que realizaron las escuderías en Montmeló se colgaron pancartas ofensivas hacia el inglés

AGENCIAS ·04/02/2008 - 16:57h

La Real Federación Española de Automovilismo (RFEdeA) ha mostrado su "más absoluto rechazo" a los incidentes racistas que cometieron el pasado fin de semana algunos aficionados españoles en el circuito de Montmeló (Barcelona) con insultos y pancartas contra el británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes). También ha expresado su condena el Circuit de Catalunya, que ha dejado claro que "no permitirá que se repita el más mínimo incidente en sus instalaciones" al tiempo que recordó que comparte la postura de la Federación Internaional de Automovilismo (FIA).

"El Circuit de Catalunya no permitirá que el más mínimo incidente se repita en sus instalaciones y ya se están estudiando nuevas medidas a las ya instauradas durante los últimos entrenamientos. Estas medidas han sido estudiadas con la colaboración de los Mossos d'Esquadra y los servicios de seguridad del Circuit, y que se verán reforzadas de cara a los siguientes entrenamientos y al Gran Premio de España Telefónica de Formula 1", indican los responsbles del trazado en un comunicado.

Además, destacan que las tres sesiones de entrenamientos fueron seguidas por 55.000 espectadores "con una actitud mayoritaria de respecto y excelente comportamiento". "El Circuit de Catalunya quiere agradecer especialmente a esta mayoría su actitud y ruega que se reconozca de forma pública", añaden.

Los responsables del trazado catalán afirman estar de acuerdo con la postura de la FIA contra el racismo. "Compartimos el posicioamiento de la FIA respecto a la lucha contra toda actitud racista, política o religiosa en las carreras o las actividades relacionadas", advierte.

También recuerdan que el Gran Premio de España representa "la imagen de un país en el mundo" por lo que no aceptarán "ninguna utilización del mismo por actitudes racistas o en contra de la competición deportiva". "El Circuit pide que el Gran Premio sea el punto de encuentro de las diferentes aficiones que dan apoyo a los pilotos y equipos. Más aún cuando el patrocinador del Gran Premio representa la imagen de una empresa del país", añade.

"Tolerancia cero" de la Federación

Por su parte, la Federación recalca que el automovilismo es un deporte en el que "no se permitirán actos que desvíen la trayectoria de máxima cordialidad que se ha vivido tradicionalmente" entre todos los aficionados de los distintos pilotos y escuderías. Además, asegura que habrá "tolerancia cero" hacia "este tipo de energúmenos que confunden rivalidad deportiva con violencia".

"La RFEdeA quiere recalcar que los protagonistas de este suceso, han sido un grupo mínimo que en absoluto representa a los miles de personas que disfrutan en un ambiente cordial y de diversión del deporte del automovilismo", añade la nota.

En otro orden de cosas, el organismo recalca "la rapidez" con la que actuaron los responsables del Circuito para "retirar las pancartas ofensivas y despejaron a los alborotadores de las gradas". Por último, explican que han pedido a los circuitos que "extremen las medidas preventivas" en este aspecto para "evitar sucesos de este tipo en el futuro".