Lunes, 4 de Febrero de 2008

El ejército turco mata a 10 rebeldes kurdos y el PKK dice que la guerra no es la solución

EFE ·04/02/2008 - 12:38h

EFE - Soldados turcos resguardan la zona de seguridad durante una operación en Hakkari (Turquía), en la frontera con Irak, el 26 de octubre pasado.

Diez rebeldes del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) murieron en la provincia de Bingöl (sureste de Turquía) durante una operación militar, informó hoy en un comunicado el Estado Mayor del Ejército turco.

Al mismo tiempo, la agencia pro kurda Firat aseguró que aviones de combate turcos hicieron una incursión anoche en el espacio aéreo iraquí, aunque no añadió más detalles.

El diario turco "Taraf" publicó, también hoy, una entrevista con el líder del PKK Murat Karayilan en la que el guerrillero afirmó que "la lucha armada no ayudará a la solución de la cuestión kurda".

Según el comunicado publicado en la página web del Estado Mayor, un grupo de militantes del PKK fue sorprendido por tropas turcas en la región de Karayayla (Bingöl) y diez de ellos murieron durante el combate.

Fuentes castrenses añadieron que durante la operación fueron confiscadas un gran número de armas, municiones y documentos que la organización terrorista tenía en las cuevas que utiliza como escondrijo.

El PKK se levantó en armas en 1984 para reclamar el autogobierno de los 12 millones de kurdos que viven en Turquía y desde entonces más de 35.000 personas han muerto en la guerra no declarada entre el este grupo y fuerzas de seguridad turcas.

En 2007 el gobierno turco autorizó al Ejército la organización de operaciones militares transfronterizas contra las bases del PKK en el norte de Irak y hasta el momento ha habido varias incursiones aéreas.

"En los meses de primavera espero una operación terrestre a gran escala (del ejército turco en el norte de Irak). Esto será una trampa para Turquía, porque supondrá arrastrar a Turquía a Irak y esto extenderá también los combates en todo el territorio turco", afirmó Murat Karayilan, presidente del comité ejecutivo de la Unión de la Sociedad del Kurdistán (Koma Ciwaken Kurdistan, KCK), órgano supremo del PKK.

En declaraciones al diario "Taraf" efectuadas en la montañas iraquíes Kandil, bastión del PKK, Karayilan reconoció que no es posible una solución armada a la cuestión kurda.

"Los dirigentes turcos califican nuestro movimiento como la 29ª revuelta kurda (y dicen) que también será derrotada. Esto es una confesión. Durante los últimos 200 años todos los levantamientos kurdos fueron aplastados pero la cuestión kurda no fue resuelta", dijo Karayilan.

Karayilan definió al PKK -considerado por la UE, EEUU y Ankara como grupo terrorista- un "movimiento político y social" y aseguró que su organización está preparada para dejar las armas, aunque sus alto el fuego unilaterales no han contribuido a la solución.

También repitió que el Estado turco debe dar pasos hacia la solución.

Karayilan subrayó que el PKK no está en contra de la naturaleza unitaria del Estado turco sino se opone a que ésta sea interpretada de un modo cerrado y nacionalista.

"El problema podría solucionarse garantizando todos las libertades culturales y respetando las sensibilidades de los diferentes pueblos bajo la identidad suprema de la ciudadanía de Turquía", razonó Karayilan, quien añadió que apoya el "proceso de adhesión a la UE" porque podría ayudar a Turquía a que se respete el pluralismo cultural.

"La base para una solución en Turquía se puede conseguir desarrollando los derechos culturales y políticos al estilo de Gran Bretaña y España", añadió.

Para Karayilan, el presidente de Irak, el kurdo Yalal Talabani, y el presidente del Gobierno Autónomo Kurdo del Norte de Irak, Masud Barzani, podrían desempeñar un papel importante en la mediación del conflicto, aunque consideró "más realista" solucionar el problema dentro de Turquía, con la mediación del pro kurdo Partido de la Sociedad Democrática (DTP).

Turquía cree, en cambio, que el PKK no representa a los ciudadanos kurdos del país y sostiene que no negociará con una organización terrorista.