Lunes, 4 de Febrero de 2008

Un cachorro de tigre de un año es operado de cataratas en China

EFE ·04/02/2008 - 12:40h

EFE - Una cría de tigre nacida el pasado 1 de enero en el Circus Althoff, en Luebeck (Alemania).

Un cachorro de tigre del Sur de China, uno de los dos nacidos en el país asiático mediante inseminación artificial, recuperó la vista tras ser operado de cataratas en un zoo de la ciudad de Nanchang (sureste), informó hoy la agencia estatal Xinhua.

La operación, una de las primeras de este tipo que se lleva a cabo en estos felinos, se realizó el 27 de enero y el cachorro se ha recuperado de ella completamente, declaró uno de los responsables del zoológico de Nanchang, Zhao Wei.

El animal, un macho que no tiene otro nombre por ahora que el número que le pusieron al nacer ("393") mostró problemas en la vista poco después de venir al mundo, el 8 de febrero del año pasado en Shanghai.

A los seis meses fue enviado al zoo de Nanchang, donde los cuidadores se dieron cuenta de que el pequeño tigre chocaba a menudo con paredes y vallas y sólo podía alcanzar la comida tras identificarla por el olfato.

Finalmente, el pasado diciembre se le diagnosticaron las cataratas, algo que según los expertos es una consecuencia de la endogamia.

Ello se debe a que la mayoría de los tigres de la especie nacidos en cautividad en China (unos 72) tienen los mismos descendientes, en concreto seis felinos que fueron capturados en 1955.

Los médicos chinos ya tenían experiencia en intervenciones quirúrgicas del mismo tipo con tigres siberianos (oriundos de Rusia y el norte de China), pero es la primera vez que operaban a un tigre del Sur de China, animal casi extinguido en estado salvaje.

La encargada de la intervención fue la cirujana Liu Fei, quien operaba por primera vez a un tigre de cataratas, aunque ha llevado este tipo de primera vez en miles de seres humanos.

Liu reconoció ciertas dificultades en la operación debido a las diferencias oculares entre hombres y tigres, felinos que tienen tres párpados y cuya espesa piel impide el uso de los electrocardiógrafos que se usan en pacientes humanos.

El Tigre del Sur de China es considerado por algunos expertos el antepasado común de todos los tigres que habitan el planeta.

Debido a la pérdida de su hábitat, la población de estos animales pasó de 4.000 en los años cincuenta a unos 30 en los noventa, y actualmente podría haberse extinguido en estado salvaje.