Lunes, 4 de Febrero de 2008

Llega a París un primer avión de extranjeros repatriados de Chad

EFE ·04/02/2008 - 10:06h

EFE - Imagen facilitada por el Ministerio de Defensa francés que recoge un momento de los preparativos para la evacuación de ciudadanos extranjeros de Chad.

Un Airbus militar francés aterrizó anoche en el aeropuerto Charles de Gaulle de París con 202 extranjeros evacuados de Chad, en su mayoría franceses, y que fue el primero de los varios aviones que van a ser fletados por Francia para repatriar a sus nacionales.

Los ministros franceses de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, y de Defensa, Hervé Morin, acudieron al aeropuerto a acoger a los evacuados, de los cuales 130 eran franceses, según fuentes oficiales.

Kouchner explicó a la prensa que esta misma tarde debe llegar a París otro avión de 400 a 500 plazas con más extranjeros que procederán igualmente de Libreville, la capital de Gabón, adonde habían sido llevados los repatriados desde Yamena para escapar del conflicto en Chad.

Añadió que se fletará un tercer aparato, "si hace falta", y precisó que los centros de acogida que se habían organizado en Yamena para concentrar a los extranjeros con vistas a su evacuación "están actualmente vacíos".

El responsable diplomático francés reafirmó la posición de que su país está "del lado del poder legal" porque el jefe de Estado chadiano, Idriss Deby, "es un presidente elegido" en dos ocasiones.

Sobre las misiones que cumplen los militares franceses en Chad, insistió en que "son muy precisas: a petición de Deby debemos ocuparnos de los heridos".

Morin insistió en que Francia "no tiene que participar en combates que no entran en un marco legal", al recordar que el acuerdo entre París y Yamena es de "cooperación militar y no de defensa".

"Este acuerdo de cooperación militar no prevé de ningún modo que las fuerzas armadas francesas estén llamadas a intervenir", dijo Morin en la emisora "RTL".

En cuanto a los rebeldes, Kouchner constató que los combatientes que habían llegado hasta Yamena "provenían de Sudán".

A ese respecto, el ministro de Exteriores de Chad, Ahmat Allami, acusó, en la emisora "RFI" (Radio France Internationale), a las autoridades sudanesas de haber organizado el ataque de los rebeldes chadianos contra Yamena.

"Sudán ha hecho recorrer más de 700 kilómetros a los asaltantes que venían a destruir nuestra capital", indicó Allami, que aseguró que "la batalla de Yamena está terminada" y que las tropas leales a Deby han conseguido expulsarlos.