Domingo, 3 de Febrero de 2008

Cañizares dice que la Iglesia no callará aunque esto le traiga juicios falsos

EFE ·03/02/2008 - 18:47h

EFE - El cardenal arzobispo de Toledo y primado de España, Antonio Cañizares.

El cardenal arzobispo de Toledo y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Antonio Cañizares, ha dicho hoy que la Iglesia no callará, aunque esto "le traiga juicios falsos e injustos que descalifican a quienes los hacen".

En la homilía que ha pronunciado en la Catedral Primada de Toledo Cañizares ha señalado que "la Iglesia no tiene otra Palabra que decir que Cristo, ni otra riqueza que Cristo, ni otro poder que el de Cristo, que vino a servir y no a ser servido".

"Pero esta Palabra -ha añadido- no la callará jamás, no la silenciará a pesar de los poderes de este mundo que quisieran silenciada o verla reducida a los espacios sacrales, no la dejará morir nunca".

Monseñor Cañizares ha explicado que "esta riqueza no la dilapidará, ni dejará de compartirla con los hombres, ni cesará de ofrecerla a todos, que no imponerla a nadie".

El arzobispo ha dicho también que "a la Iglesia, como a Cristo, le importa el hombre de manera fundamental, porque le importa por encima de todo Dios, que en su Hijo ha amado al hombre hasta el extremo y quiere la felicidad para él".

"Esa -ha explicado- es la raíz de su actuación, aunque esto le traiga sinsabores, insultos, descalificaciones, y aunque así se vea sometida a juicios falsos e injustos que descalifican -lo siento- por sí mismos a quienes los hacen".

Al comentar el texto de las bienaventuranzas, que se ha sido la lectura evangélica de este domingo, ha recordado que en las bienaventuranzas Jesús "nos muestra la verdad del hombre llamado a la dicha plena y total, querido por Él hasta lo insospechado y haciéndole así ver su grandeza y su dignidad, así como a la meta y vocación a la que está convocado".

Por eso, "la bienaventuranza prometida nos coloca, así, ante opciones morales decisivas"

"Esto es lo que enseña la Iglesia -ha añadido-, lo que transmite una y otra vez la jerarquía de la Iglesia en España, vuestros obispos a quienes algunos os pretenden enfrentar y de los que os intentan separar, y a los que no hay día que no se les critique".

"Esto es -ha concluido- lo que la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal hemos dicho en nuestra reciente Nota de Orientaciones ante la próxima convocatoria electoral, que no se trata de imposiciones, sino de exhortaciones, en modo alguno partidistas, ni tampoco se trata de un texto coyuntural, sino que tiene una razón de ser muy profunda y muy en sintonía con sus anteriores enseñanzas".