Domingo, 3 de Febrero de 2008

Serbia elige su futuro en unas presidenciales cruciales en su orientación política

EFE ·03/02/2008 - 08:25h

EFE - Tomislav Nikolic, del ultranacionalista y opositor Partido Radical Serbio (d) , quien fue el vencedor de la primera vuelta, y el actual presidente del país, el pro europeo Boris Tadic, líder del Partido Democrático (izda).

Serbia decide hoy su futuro en la segunda vuelta de unas presidenciales cruciales al elegir entre el euroesceptico afín a Rusia Tomislav Nikolic y el actual presidente, el europeista Boris Tadic, con la probable independencia de la provincia de Kosovo como telón de fondo.

Unos 6,7 millones de ciudadanos serbios están llamados a las urnas y la afluencia registrada a las 9.00 horas locales (8.00 GMT), dos horas después de la apertura de los colegios electorales, alcanzó el 5,1 por ciento, según cálculos de la organización no gubernamental Centro para las Elecciones Libres y la Democracia (CESID).

El pro ruso Nikolic, del opositor Partido Radical Serbio (SRS), fue el vencedor relativo de la primera vuelta, el pasado día 20, al obtener el 39,9 por ciento de los votos, frente a Tadic, líder del Partido Democrático (DS), con el 35,4 por ciento.

Hoy se espera una lucha reñida y el resultado será incierto hasta el final, según los pronósticos.

Los colegios electorales estarán abiertos durante 13 horas, hasta las 19.00 GMT, y unas primeras estimaciones de los resultados podrían conocerse pocas horas después, aunque no se descarta que los datos no sean publicados hasta el fin del recuento de los votos porque se espera poca diferencia entre los dos candidatos.

También se prevé una alta participación, superior a la más del 60 por ciento registrada en la primera vuelta, algo poco común en las elecciones en Serbia.

Eso se explica por el ambiente de referéndum creado en estas presidenciales, consideradas cruciales para la futura orientación geopolítica del país y para aclarar si Serbia sigue por el curso hacia la Unión Europea (UE) tomado en el año 2000, tras la caída del ex líder Slobodan Milosevic, o quedará estancada en esa vía.

Las elecciones se celebran en un momento difícil para Serbia, cuando los líderes albano-kosovares ultiman los preparativos para proclamar de forma unilateral la independencia de la provincia de Kosovo, que, esperan, será reconocida por EEUU y muchos países europeos.

Serbia se opone tajantemente a esa soberanía y anunció que declarará ilegal la declaración de independencia de Kosovo.

La popularidad de Nikolic ha ido en aumento junto con las reticencias que han surgido en Serbia hacia la UE ante la postura favorable de muchos países europeos a la posible independencia de Kosovo.