Domingo, 3 de Febrero de 2008

Llamazares: "Sólo nos faltaba ver a Moratinos llamando a otro Estado para que riña a la jerarquía eclesiástica"

·03/02/2008 - 14:39h

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, criticó hoy al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, por "llamar a otro Estado", como es el Vaticano, "para que riña a la jerarquía eclesiástica", cuando fue quien hizo "el intercambio de cartas con el Vaticano para mantener su situación de privilegio".

Debería decir -añadió- que se equivocó y plantearse en España el objetivo de profundizar en el estado aconfesional, acabando con los privilegios de la Iglesia Católica y no dando al Vaticano ningún papel en la vida política española, porque también se negoció una parte de la Ley de la Memoria Histórica, como es la relativa al Valle de los Caídos, lo que es impresentable".

"Con un Estado extranjero, en este caso el Vaticano, no se negocia nada", indicó, al tiempo que precisó que "se puede negociar con las fuerzas políticas, escuchar a los lobbys económico-sociales, se debe negociar con los sindicatos, también se puede escuchar a la jerarquía eclesiástica, pero con el Estado Vaticano no hay más que hablar que las relaciones entre los dos estados, en ningún caso políticas que tengan que ver con la política interna".

Llamazares dijo que "la jerarquía eclesiástica y la Conferencia Episcopal son la secretaría de agitación y propaganda de la derecha española", a la que definió como "una bicicleta con dos ruedas, el dogmatismo político y el sectarismo religioso".

Sus críticas al PSOE obedecen a "la falta de decisión en profundizar en el estado constitucional, que es aconfesional", ya que lamentó "la falta decisión en relación a los privilegios financieros, a las escuelas públicas, a las creencias en las escuelas, y a la denuncia de Concordato con el Vaticano".