Domingo, 3 de Febrero de 2008

El Banco de España constata el continúa proceso de corrección del desequilibrio del sector exterior

EFE ·03/02/2008 - 13:41h

EFE - El gobernador del Banco de España , Miguel Angel Fernández Ordóñez.

El dinamismo registrado por las exportaciones españolas en los últimos meses y el tono menos expansivo de las importaciones ha hecho que el sector exterior español continúe el proceso de corrección del desequilibrio que existía entre las compras y las ventas desde 2005.

Así lo constata el Banco de España en su último boletín donde destaca que, en los últimos meses de 2007, la citada corrección se logró gracias a que las exportaciones de bienes y servicios mantuvieron su dinamismo apoyadas en un "sólido" avance de los mercados emergentes, mientras que las importaciones mostraron un tono menos expansivo, por la menor fortaleza de la demanda final.

La institución financiera indica que la "incompleta" información disponible para los tres últimos meses de 2007 apunta a un mantenimiento del dinamismo exportador, aunque matiza que su ritmo de crecimiento podría haberse visto "algo ralentizado" por la apreciación del euro y por "cierta" pérdida de impulso en los mercados europeos.

Respecto a las importaciones de bienes y servicios apunta a un crecimiento "menos expansivo" de su ritmo de crecimiento debido a la menor fuerza de la demanda final y a pesar de que los precios se redujeron por la apreciación del euro.

El Banco recuerda que el tercer trimestre del pasado año se desarrolló en un contexto de ralentización del comercio mundial, que creció en el entorno del 6 por ciento -frente al 9 por ciento del segundo trimestre- por el menor vigor importador de las principales economías.

Por ello, la entidad financiera prevé que esta evolución de las ventas y las compras al extranjero hará que la demanda exterior neta haya reducido su aportación negativa al crecimiento de la economía española hasta los 0,3 puntos en el cuarto trimestre del 2007, tres décimas menos que la registrada en el tercer trimestre de 2007, que fue de 0,6 puntos.

Para el conjunto del año 2007, el Banco de España concluye que el sector exterior habría restado 0,7 puntos al crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB), cinco décimas menos que un año antes.

En el caso de las exportaciones de bienes reales, el organismo recuerda que en el tercer trimestre del año éstas aumentaron en tasa interanual 1,6 puntos hasta el 6,4 por ciento y durante octubre y noviembre indica que crecieron -según datos de Aduanas- el 8,2 por ciento, lo que demuestra una "intensificación" del comportamiento más expansivo que mostró el indicador en el tercer trimestre.

Respecto a las exportaciones reales de servicios turísticos, el Banco cree que los indicadores del sector apuntan, para el cuarto trimestre, a una "prolongación" del tono expansivo que ya se inició en el tercer trimestre de 2007, en que descendieron un 0,7 por ciento -frente al 2,2 por ciento que cayeron en el segundo trimestre-.

Así, indica que las entradas de turistas en España y el número de pernoctaciones en hoteles mantuvieron una senda "ascendente" entre octubre y diciembre, aunque el gasto total de los turistas creció a una tasa nominal interanual idéntica a la del tercer trimestre.

El organismo regulador apunta una continuación de la evolución "fuertemente expansiva" de los ingresos por la exportación de servicios no turísticos basándose en la "escasa" información disponible, que se limita a los datos de la Balanza de Pagos de octubre.

Sobre las importaciones de bienes, señala que éstas crecieron el 3,5 por ciento en octubre y noviembre, un aumento mucho menor que el registrado en el tercer trimestre, que fue del 7,2 por ciento, aunque falta por conocerse los datos de diciembre.