Viernes, 5 de Octubre de 2007

La plantilla de Llanera no tiene quién la defienda

Sin saber si cobrarán o no el mes que viene, los sindicatos les informan de que tienen que afiliarse para tener un abogado que los represente

ISAAC ALONSO ·05/10/2007 - 21:08h

M. Murcia - Edificio de Llanera. ARCHIVO

Sin comité de empresa y a verlas venir. Así se encuentran los trabajadores de las seis empresas de Llanera que han presentado concurso de proveedores. En la asamblea de ayer viernes unos 200 trabajadores fueron informados por los representantes de Comisiones Obreras de sus derechos y de los pasos que hay que seguir.

La mayor preocupación de la plantilla es saber cuál será la situación en el momento en que no cobren (todavía reciben el sueldo) o qué hacer cuando les digan que se vayan a casa.

Entrar en Xâtiva es hacerlo en el mundo Llanera. Una empresa que, a la sombra del presidente provincial del PP, Alfonso Rus, hoy presidente de la Diputación provincial, ha ido extendiendo su red inmobiliaria por la ciudad de La Costera. PAIS, aparcamientos, centro comercial e incluso la rehabilitación de la plaza de toros corren por cuenta de la inmobiliaria que el pasado lunes presentó suspensión de pagos.

Ese mismo espíritu es el que se respira dentro de una empresa caracterizada por su paternalismo para con los trabajadores. Ellos mismos cuentan que en ningún momento se les ocurrió afiliarse a un sindicato o elegir un comité de empresa en vista de las buenas relaciones con recursos humanos.

La asamblea acabó como había empezado. Los trabajadores se vieron en la tesitura de tener que elegir un comité en el mismo salón de actos del Instituto La Costera, o afiliarse al sindicato.

"En un momento en el que no sabemos si vamos a cobrar el mes que viene, no entendemos que nos digan que tenemos que afiliarnos para tener un abogado que defienda nuestros intereses", explicaba uno de los trabajadores. Finalmente la mayoría se levantó y se fue. Todo ello pese a que los representantes sindicales, entre los que se encontraba el secretario de FECOMA, José Luis Linares, insistían en explicar a los trabajadores que, a la hora de resolver el concurso de proveedores, los administradores "velarán por aquellos a los que se les deba dinero y lo reclamen, y a los que vengan después, que se apañen".

En la asamblea también se les indicó que no deben abandonar el puesto de trabajo, aunque no cobren o aunque les digan que se vayan a su casa, porque perderían los derechos adquiridos con la empresa. Los representantes sindicales intentaron tranquilizar a los trabajadores explicándoles que a partir de estos momentos su situación laboral depende de la decisión judicial.

El proceso

Primero los administradores concursales deben realizar un informe. A partir del análisis de la situación de la empresa, el juez decidirá si puede continuar adelante y en qué condiciones, si se debe reducir la plantilla para asegurar el futuro o si es inviable y debe cerrarse.

CAM, Bancaja y Banco de Valencia aglutinan un volumen de préstamos con Llanera que se eleva a 150 millones de euros, de los que unos 30 corresponden a la caja alicantina, 28 al Banco de Valencia y 92, a la entidad de ahorro que preside José Luis Olivas. El Banco de Valencia mantendrá también abierta una línea de financiación de 12 millones en la promoción de 124 viviendas de Llanera en Alfara del Patriarca.