Viernes, 5 de Octubre de 2007

Comunicadores, políticos y vecinos despiden al periodista Carlos Llamas

EFE ·05/10/2007 - 22:10h

EFE - Fotografía de archivo del El periodista Carlos Llamas, de 52 años, que falleció en Madrid como consecuencia del cáncer que padecía desde hace meses. EFE

Un nutrido grupo de periodistas, responsables de medios de comunicación, políticos y vecinos de su pueblo natal han dado hoy en la localidad zamorana de Muelas de los Caballeros el último adiós al periodista Carlos Llamas, que ha sido enterrado entre muestras de cariño.

La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de la localidad zamorana en la que nació Llamas hace 52 años se quedó pequeña ante los centenares de personas que no quisieron perderse el funeral de "Charly", como todos lo llamaban cariñosamente, y el entierro del que fue los últimos quince años director del programa "Hora 25" de la Cadena SER, fallecido ayer a consecuencia de un cáncer.

Entre los asistentes se encontraba una representación de compañeros y colaboradores de la emisora en la que trabajaba, como el director de "Hoy por hoy", Carlos Francino, el comentarista Carlos Carnicero, el consejero delegado de Unión Radio, Augusto Delkader, y el director de La Sexta, Antonio García Ferreras, que coincidió con Llamas en su época de director de informativos de la SER.

También despidieron al responsable de "Hora 25" otros periodistas con los que había entablado amistad, como Juan Ramón Lucas o Iñaki Gabilondo.

Del mismo modo, hubo una representación del Gobierno de España, con el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, a la cabeza, que estuvo acompañado del delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, y de la subdelegada en Zamora, Josefa Chicote.

Tampoco quisieron faltar al sepelio numerosos vecinos de la localidad de la comarca zamorana de Sanabria de 240 habitantes en la que nació Carlos Llamas.

Numerosos vecinos recordaron el cariño que tenía a su tierra de origen, a la que solía regresar junto a su familia todos los años en las vacaciones de verano y en Semana Santa, y de la que hablaba en antena siempre que tenía oportunidad, por lo que algunos llegaron a pedir que se le dedique una calle en Muelas de los Caballeros.

A esta localidad situada a 130 kilómetros de Zamora llegó el coche fúnebre procedente de Madrid sobre las 17.30 horas. Los restos mortales fueron recibidos en casa de sus progenitores, antes de ser trasladados a la iglesia de la Asunción.

El cortejo fúnebre procedente de Madrid estuvo encabezado por la esposa del periodista de la SER, Pilar, y por sus dos hijos, David y Laura.

Los padres de Carlos Llamas, que habían llegado con anterioridad a su vivienda de Muelas de los Caballeros, recibieron en su casa de la calle Imperial a los numerosos periodistas, directivos de la SER y políticos que asistieron al funeral.

A las condolencias por la muerte del comunicador de la cadena SER se sumó esta mañana la Diputación de Zamora, que acordó en pleno transmitir sus condolencias a la familia, al ser un periodista que siempre había llevado con orgullo el nombre de Zamora allí donde fuera.

A lo largo de su carrera Carlos Llamas recibió numerosos galardones, como el Premio "Hombre del Año" en la categoría de Comunicación, que le otorgó la revista Cambio 16 en 1995; el Premio Ondas de Radio al Mejor Programa, en 1998, por "Hora 25"; y el III Premio por la Defensa de los Derechos y las Libertades Fundamentales.