Archivo de Público
Jueves, 23 de Agosto de 2012

Merkel y Hollande instan a Grecia a seguir con los ajustes pero no hablan de darle más tiempo

Alemania y Francia quieren acelerar los acuerdos de la cumbre de la UE de junio para ayudar a España

·23/08/2012 - 20:48h

Berlín y París insisten en que Grecia aplique las reformas exigidas en el plan de rescate, sin dar ninguna señal de que vayan a aceptar darle más tiempo al país para rebajar el déficit. El primer ministro Antoni Samarás se reúne el viernes con la canciller Angela Merkel, y el sábado, con el presidente de Francia, François Hollande, para pedirles "un poco de aire"; pero, por lo dicho este jueves por los dos dirigentes europeos, no se lo darán hasta que la troika (la Comisión, el BCE y el FMI) no presenten su informe sobre las reformas griegas.

"Es importante para mí que todos cumplamos nuestros compromisos y sobre todo esperar el informe de la troika para ver cuál es el resultado", afirmó Merkel junto a Holande. "Pero alentaremos, y yo alentaré a Grecia, a seguir con su camino de reformas, que ha exigido mucho del pueblo griego", agregó. Por su parte, el presidente francés dijo que Grecia debe hacer todo lo necesario para asegurar su permanencia en la zona euro. "Queremos, quiero, que Grecia esté en la zona euro. Es un deseo que hemos expresado desde el comienzo de la crisis. Depende de los griegos hacer el esfuerzo, lo que es esencial para cumplir este objetivo", dijo Hollande, flanqueado por Merkel.

El primer ministro holandés insta a Berlín a mantener su posición dura con Atenas

En una breve declaración antes de su cena de trabajo, ambos líderes se esforzaron en dar imagen de armonía, pese a las diferencias evidenciadas en los días pasados por Berlín y París, la primera inflexible, en lo que se refiere a replantear los compromisos adquiridos por Atenas, y la segunda dispuesta, al menos, a dar más tiempo a Grecia.

Samaras ha iniciado esta semana una ofensiva diplomática para conseguir que los líderes europeos suavicen los términos del plan de rescate. Sin embargo, el primer ministro heleno se enfrenta a una fuerte resistencia, especialmente de los países ricos del norte de Europa. El ministro holandés de Finanzas, Jan Kees De Jager, instó a Alemania a mantener su postura dura sobre la ayuda para Grecia, según un anticipo de una entrevista que será publicada el viernes en el Financial Times Deutschland."Demorar las medidas correctas no ayuda a nadie, ni siquiera a los griegos", dijo el ministro, cuyo país es un férreo aliado de Alemania a la hora de reclamar que los países más endeudados de la zona euro introduzcan medidas de austeridad para salir de la crisis.

Avanzar en la supervisión bancaria

Además, Hollande ha expresado la necesidad de avanzar en la aplicación de las decisiones acordadas en la cumbre dela UE del pasado mes de junio, particularmente en el ámbito bancario, para poder ayudar así a países en dificultades como España. "Estamos a favor de ir más rápido y más lejos en la supervisión bancaria, junto con el BCE, y vamos a trabajar en ello", añadió Hollande, quien apuntó que Alemania y Francia cuentan con una hoja de ruta que presentarán al Consejo Europeo.