Archivo de Público
Jueves, 23 de Agosto de 2012

La prima de riesgo vuelve a los 500 puntos

El mercado está a la espera de que el BCE concrete su estrategia para intervenir en la compra de deuda soberana.

PÚBLICO ·23/08/2012 - 11:59h

La prima de riesgo, el sobreprecio que marca el mercado a la deuda española sobre la alemana, ha vuelto a superar los 500 puntos, perdiendo toda la mejora que este indicador había registrado en los primeros días de la semana, en los que volvió a situarse en niveles del pasado mayo. Las nuevas dudas sobre la situación de Grecia y la posibilidad de que España acabe pidiendo el rescate a la UE (el banco Golman Sachs apuntaba es miércoles que será  mediados de septiembre) está marcando el comportamiento de los bonos españoles y alemanes y ampliando el diferencial entre sus rentabilidades.

El interés del bono español a 10 años, la principal referencia del mercado, se acerca otra vez al 6,5% (a comienzos de semana se movió en torno al 6,2%), mientras que el bund alemán ronda el 1,4%, después de haberse colocado por encima del 1,5%, tras varias semanas de relativa rebaja de la tensión sobre la deuda soberana.

El convencimiento de los inversores de que el Banco Central Europeo (BCE) actuará de forma contundente en los mercados de deuda ha permitido un relajamiento de los diferenciales, que permitió al Tesoro pasar con buena nota la subasta de letras que celebró el martes. Las rentabilidades de la deuda pública española e italiana subían el jueves y los operadores citaban la venta de papel a corto en preparación para la oferta periférica de la semana próxima (España subasta letras e  Italia vuelve al mercado después de una ausencia de un mes)

Mientras, el BCE sigue preparando su estrategia para actuar en el mercado de deuda, que podría concretar en su primera reunión de septiembre. La entidad que preside Mario Draghi está considerando la posibilidad de establecer un objetivo de rentabilidad para intervenir en el mercado de deuda en un nuevo programa de compra de bonos, pero sin hacer públicos esos niveles, dijeron fuentes del banco central que cita Reuters. Este objetivo podría ser flexible. Otra fuente dijo que no se decidiría nada antes la reunión del 6 de septiembre, pero no descartaría esta posibilidad.