Archivo de Público
Jueves, 23 de Agosto de 2012

Ruiz-Mateos ofrece a la juez de Palma declarar por videoconferencia o que venga ella a Madrid

Su portavoz asegura que está "en perfecto estado de salud" tras sufrir un colapso. No se presentó a la citación judicial de este jueves alegando enfermedad

EFE ·23/08/2012 - 10:20h

José María Ruiz-Mateos hizo este jueves por la tarde un nuevo desplante a la juez de Palma de Mallorca que quiere interrogarle desde hace meses por estafa. Tras burlar la cita judicial de hoy alegando enfermedad,  su portavoz señaló que el empresario está ya "en perfecto estado de salud", y que quiere colaborar con la justicia. Sin embargo, sugiere declarar por videoconferencia o ante la juez pero desplazándose ella a Madrid y no él a Palma.

En declaraciones a los periodistas en la puerta del chalet de Ruiz-Mateos en Somosaguas (Madrid), el portavoz, Ignacio Fernández Candela, ha relatado que el empresario "sufrió un colapso" de salud a las 6.00 de la mañana, pero ha ido mejorando durante el día y ahora se encuentra en "perfecto estado de salud".

Ha reiterado que el empresario está dispuesto a colaborar con la Justicia y que espera que a partir de ahora todo siga "un cauce lógico, coherente y humano". También ha precisado que "existen muchas maneras de declarar "y no sólo yendo a Palma, en verano", y ha citado como alternativa la declaración a través de vídeo-conferencia e incluso que la jueza María Pascual podría venir a Madrid y "sería bienvenida". "Estamos convencidos de que, de haber existido una línea de continuidad, hubiera declarado este jueves en Palma", ha concluido.

Nuevamente,  el empresario jerezano José María Ruiz-Mateos dijo estar enfermo para evitar comparecer ante la juez de Palma de Mallorca Ana San José para declarar por una querella por estafa. Es la quinta vez que Ruiz-Mateos burla la llamada de la magistrada, desde que le citó a declarar en julio del año pasado.

Dado de alta

Un equipo del Summa ha acudido en la tarde de este jueves al domicilio de José María Ruiz-Mateos, al que han atendido y dado el alta en el lugar "porque su patología no reviste gravedad", según fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid 112. El empresario se encuentra en su domicilio desde que este jueves fuera puesto en libertad de madrugada por la jueza María Pascual, por motivos humanitarios, tras estar trece horas detenido en la comisaría de Pozuelo de Alarcón.

El portavoz de José María Ruiz-Mateos, Ignacio Fernández Candela, confirmó en la mañana del jueves que el empresario jerezano no ha podido viajar a Palma de Mallorca porque "su salud ha quedado muy deteriorada por todo lo que vivió ayer", tras estar detenido durante más de trece horas en la Comisaría de Policía de Pozuelo de Alarcón (Madrid). El empresario jerezano abandonó hacia la 01:00 de esta madrugada la comisaría de Pozuelo de Alarcón , donde llevaba retenido desde el mediodía del miércoles, "demasiadas horas encerrado en una sala sin ventilación para un señor octogenario", ha precisado Fernández Candela.

El  portavoz de la familia aseguró que la intencion de Ruiz-Mateos "era levantarse a las seis" para viajar a Palma, pero esta mañana "estaba muy mal" tras la "pesadilla de ayer". Fernández Candela ha insistido en que si Ruiz-Mateos no hubiera pasado todo el día detenido en comisaría, "hoy hubiera viajado sin ningún problema a Palma de Mallorca", junto a su abogado Marcos García Montes y su hija Begoña, en el vuelo de Air Europa de las 7.40 horas.

Precisamente, las tarjetas de embarque de los tres y las radiografías e informes médicos que acreditaban la razón por la que Ruiz-Mateos no acudió a su citación del pasado 27 de julio ante el Juzgado de Palma son las pruebas que García Montes presentó ayer para pedir la puesta en libertad del empresario. El letrado ha viajado a Palma en el vuelo que tenían previsto para presentarse en el Juzgado de Palma.

Ruiz-Mateos, de 81 años, estaba citado en Palma para ser interrogado por un presunto caso de estafa de 13,9 millones de euros por la compraventa del hotel Eurocalas de Mallorca. La primera vez que fue convocado por la jueza fue en julio de 2011, pero desde entonces viene evitando comparecer, alegando diversos motivos. Ya en febrero pasado, la jueza avisó que si no comparecía, ordenaría su detención. La magistrada decretó su busca y captura a finales de julio pasado, y la policía le detuvo este miércoles, para asegurar su presencia en el juzgado, aunque luego fue puesto en libertad.

El asunto por el que se le ha citado en Palma es la ampliación de la querella presentada contra ellos por Francisco Miralles, quien en 2006 les vendió el hotel Eurocalas. La ampliación de la querella es por administración desleal y alzamiento de bienes, acusaciones que se suman a la de estafa planteada originalmente. Miralles acusa de estafa a Ruiz-Mateos como avalista, junto con sus hijos, de un sobrino que le compró el hotel Eurocalas por 24 millones de euros. El querellante asegura que le deben casi 14 millones de euros por el establecimiento, sobre el que pesa una hipoteca de 19 millones suscrita por los Ruiz-Mateos tras comprar el hotel.