Archivo de Público
Miércoles, 22 de Agosto de 2012

Mourinho: "Firmaría perder la Supercopa y ganar la Liga"

El Real Madrid se enfrentará por primera vez al Barça de 'Tito' Vilanova en el partido de ida de la Supercopa.

EP ·22/08/2012 - 20:14h

Este jueves a las 22:30 horas se celebra el esperado partido de ida de la Supercopa entre el Barça y el Real Madrid, el primer duelo oficial entre José Mourinho y el nuevo blaugrana, Francesc 'Tito' Vilanova, tras el adiós de Pep Guardiola. El destino ha querido que este primer duelo sea en el mismo escenario en el que, el pasado año, el portugués metió su dedo en el ojo de Vilanova, cuando éste era el ayudante del entrenador, en medio de una trifulca provocada al final del partido por una dura entrada de Marcelo a Cesc Fàbregas.

La 'era Guardiola', en la que el Barça ganó 14 de 19 títulos posibles en cuatro años, proyecta una sombra muy larga sobre el técnico de Bellcaire. Los retos del entrenador catalán comenzarán con defender esta Supercopa y recuperar el título liguero, después de la liga de los 100 puntos del Real Madrid. Para ello, y con los únicos refuerzos de Jordi Alba y Alex Song, Vilanova buscará no perder el sello de juego de combinación del Barça que tan lejos le ha llegado.

Por su parte, Mourinho, ha reconocido que ahora mismo "firmaría el perder la Supercopa de España y ganar la Liga", como ya ocurrió la temporada pasada. "Si perder la Supercopa es una motivación firmaría ya, pero no creo que sea así y no tiene influencia, simplemente es la competición menos importante de las cuatro que jugamos y no tiene ninguna consecuencia de cara a la temporada", aseguraba con rotundidad el preparador luso. Al Barcelona le ve "como siempre", un equipo con "calidad y con grandes jugadores".

Sin embargo, Mourinho tiene claro que siempre que se enfrenta al Barcelona se quiere ganar. "Creo que entre clubes rivales siempre se quiere ganar aunque sea en un torneo de verano como ocurre en Italia. Por eso la Supercopa se quiere ganar, pero sabiendo que no tiene influencia en el desarrollo de la temporada", reiteró. Además, sabe que la victoria lograda el pasado mes de abril llegó porque se jugó "bien". "Las últimas veces que fuimos a Barcelona jugamos siempre bien y conseguimos resultados en el límite, unas veces como en la Liga ganamos 2-1, pero en otros empatamos. Han sido partidos equilibrados. Esa victoria era normal en función de los buenos encuentros que estábamos haciendo las últimas veces", explicó.

El portugués intentará volver a conseguir el título liguero, después de una Liga en la que destrozó todos los récords, con 100 puntos y 121 goles a favor. Para ello, espera contar con el refuerzo de Luka Modric, el culebrón de este verano, en su plantilla. Tras muchos rumores, acabó renovando hasta 2016, comienza su tercera temporada en el equipo blanco con la clara intención de centrarse en el campeonato nacional y en la que sería la décima Liga de Campeones para el Real Madrid, tan ansiada por la afición blanca y por el propio preparador. El objetivo de ser el único entrenador que ha ganado la 'Champions League' en tres equipos distintos, es uno de los pocos retos que le quedan en su carrera, después de haber hecho historia al conseguir los tres títulos ligueros más importantes de Europa, tras ganar la 'Premier Legue', el 'Calcio' y la competición española.