Archivo de Público
Miércoles, 22 de Agosto de 2012

El Ejército sirio bombardea barrios de Damasco y mata a 40 personas

Los helicópteros del régimen de Al Asad abren fuego con misiles y ametralladoras en la mayor ofensiva militar de este mes contra los combatientes rebeldes en la capital

KHALED YACOUB OWEIS (REUTERS) ·22/08/2012 - 20:07h

Captura de imagen de un vídeo colgado en YouTube de cadáveres de civiles muertos hoy en Damasco por los bombardeos. AFP

Proyectiles del Ejército sirio impactaron el miércoles en el sur de Damasco, que sufrió fuego de cohetes y ametralladoras procedente de helicópteros durante una ofensiva que intenta reforzar el poder en la capital del presidente, Bashar el Asad, según activistas de la oposición. Fuentes activistas dijeron que al menos 40 personas murieron durante la jornada, en un ataque descrito como el mayor bombardeo de este mes.

"Todo Damasco se está sacudiendo con el sonido de los bombardeos", dijo una mujer en Kfar Suseh, uno de los varios distritos afectados durante la ofensiva militar para erradicar a los combatientes rebeldes. Al menos 22 personas murieron en Kfar Suseh y otras 18 en el cercano distrito de Nahr Eisha, dijeron activistas.

"Hay 22 tanques en Kfar Suseh en estos momentos y detrás de cada uno hay por lo menos 30 soldados. Están asaltando casas y ejecutando hombres", dijo a Reuters vía Skype Basam, un activista en Kfar Suseh.

Más de 250 personas, entre ellas 171 civiles, murieron el martes en Siria, en su mayoría en Damasco, Alepo y la sureña ciudad de Deraa, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo opositor con sede en Reino Unido. Intentando combatir una revuelta de 17 meses contra el régimen de Asad, el Ejército ha utilizado esta semana tanques y helicópteros de combate en una ofensiva en la capital, que ha coincidido con la salida de los observadores militares de la ONU después de una fallida misión.

Fuentes activistas dijeron que las fuerzas de Asad han matado desde el lunes a 86 personas en Muadamiya, un suburbio ubicado al suroeste de Damasco, la mitad de ellas a sangre fría. No fue posible verificar la cifra.

No hubo noticias inmediatas del Gobierno de los últimos enfrentamientos, pero la televisión estatal emitió imágenes de armas, que según dijo, se habían incautado a rebeldes en Muadamiya, una de las primeras zonas en unirse al levantamiento contra Asad.

Los combates entre suníes y alauíes en el vecino Líbano causan 10 muertos y 100 heridos

Naciones Unidas estima que 18.000 personas han muerto en un conflicto que se ha convertido en una guerra civil tras la violenta respuesta estatal a las protestas pacíficas, generando posteriormente una rebelión armada. El conflicto, que enfrenta a una oposición musulmana suní contra un sistema de gobierno dominado por la minoría alauí de Asad, amenaza con desestabilizar a países vecinos como Líbano, donde la violencia entre suníes y alauíes estalló por tercer día consecutivo.

La cifra de muertos por los enfrentamientos en la norteña ciudad libanesa de Trípoli se elevó por lo menos a 10, con más de 100 heridos, según fuentes médicas. Según residentes, los combates son los peores enfrentamientos en esta ciudad desde la guerra civil que vivió Líbano entre 1975 y 1990.

Combates en Alepo

En Siria, las fuerzas de Asad han perdido mucho terreno en los últimos meses, pero han ofrecido dura resistencia en Damasco y Alepo, la ciudad más grande del país y su centro comercial. Periodistas de Reuters en Alepo oían disparos y proyectiles cada minuto. La televisión estatal dijo que las fuerzas gubernamentales estaban siguiendo a "remanentes de las bandas armadas terroristas".

Fuentes de la oposición dijeron que las fuerzas sirias habían evacuado el martes dos instalaciones de seguridad en Albu Kamal, en la frontera iraquí, tras un avance rebelde que sigue a una semana de intensos combates.

Mientras Siria avanza hacia el caos, Estados Unidos e Israel han expresado su preocupación de que Asad pueda perder el control de su arsenal de armas químicas o incluso tener la tentación de usarlo. Rusia, aliado de Siria desde la era soviética, cree que Damasco no tiene intención de utilizar sus armas químicas y es capaz de protegerlas, informó el martes el periódico ruso Kommersant citando a un miembro no identificado del Ministerio de Exteriores.

Un "diálogo confidencial" con el Gobierno sirio sobre la seguridad del arsenal ha convencido a Rusia de que "las autoridades sirias no tiene intención de utilizar esas armas y son capaces de mantenerlas bajo control", informó Kommersant.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, amenazó con "enormes consecuencias" si Damasco realizaba alguna acción amenazante. Sin embargo, Rusia ha advertido en contra de cualquier acción unilateral por parte de Occidente.

(Información adicional de Oliver Holmes en Alepo, Steve Gutterman en Moscú, Nazih Siddiq en Trípoli y Tom Perry en Beirut)