Archivo de Público
Miércoles, 22 de Agosto de 2012

Merkel y Juncker descartan por ahora dar "aire" a Grecia

El primer ministro griego, Antonis Samaras, pedía más tiempo para cumplir con las condiciones del rescate. "Más tiempo no significa más dinero", ha aclarado.

AGENCIAS ·22/08/2012 - 08:24h

El primer ministro de Grecia, Antonis Samaras, no tendrá el aire que reclama hasta octubre como muy pronto. El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, y la canciller alemana, Angela Merkel, se encargaron hoy de rebajar las expectativas griegas de conseguir más tiempo para cumplir con las condiciones exigidas por los rescates. El primero recordó que hasta octubre los líderes europeos no tratarán la cuestión, mientras que la dirigente germana destacó que no resolverá la cuestión este viernes, cuando se reunirá con Samaras, ya que hay que esperar antes al informe de la troika sobre la cuestión, que se realizará en septiembre.

Samaras, que se reune este miércoles con Juncker, pidió "un poco de aire para respirar" a la troika -formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)-, apuntando que el país necesita más tiempo para cumplir con las condiciones exigidas a cambio de los dos rescates.

"Todo lo que queremos es un poco de aire para respirar para hacer que la economía mejore y aumentar los ingresos estatales. Más tiempo no significa automáticamente más dinero", ha dicho Samaras en una entrevista publicada este miércoles en el diario alemán Bild. "Permitidme ser muy explícito: no estamos pidiendo dinero adicional. Permanecemos apegados a nuestros compromisos, pero tenemos que poner en marcha el crecimiento económico porque eso reduce las brechas financieras", ha añadido.

En una visita a Moldavia, la canciller alemana, Angela Merkel, ha tratado de enfriar las expectativas que rodean al encuentro que mantendrá el viernes con su homólogo griego, Antonis Samaras, advirtiendo de la necesidad de esperar al informe de la 'Troika' sobre los avances de Atenas en el cumplimiento de las exigencias del segundo plan de rescate de Grecia. "No vamos a tener solución este viernes. Estamos a la espera del informe de la troika y y decidiremos después", declaró. 

Por su parte, el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, ha señalado este miércoles que los líderes europeos no van a tomar ninguna decisión sobre una nueva ayuda a Grecia hasta una próxima reunión en octubre. Dijo que esperararán al informe de la troika (FMI, BCE y Comisión Europea), cuyos representantes viajarán a Atenas en septiembre para emitir conclusiones sobre la aplicación de las exigencias a cambio de recibir un nuevo tramo de ayuda.

De otro lado, los líderes parlamentarios de la coalición de Gobierno alemán que dirige la canciller federal, Angela Merkel, insistieron hoy en mantener la línea dura ante Grecia y rechazar toda concesión que suponga ablandar la política de ahorro y los plazos impuestos por Bruselas a Atenas. Tanto el presidente del grupo parlamentario cristianodemócrata y socialcristiano (CDU/CSU), Volker Kauder, como su colega del Partido Liberal (FDP), Rainer Brüderle, se negaron a aceptar la solicitud del primer ministro griego, Andonis Samarás, de conceder a su país mas tiempo para ejecutar las reformas.

"Aunque los griegos han celebrado elecciones generales dos veces en poco tiempo y han tenido que formar nuevos Gobiernos, el calendario central, que marca el programa de reformas hasta 2014, no debe ser aplazado", señala Brüderle en declaraciones que publica el digital Spiegel Online. Asimismo subraya que "cualquier otra cosa sería una señal equivocada y debilitaría la disciplina de reformas en Europa", en referencia a unas declaraciones de Samarás en el diario Bild. 

"Permitidme ser muy explícito: no estamos pidiendo dinero adicional"

Samaras subraya en esas declaraciones que hasta ahora el país ha abordado las reformas estructurales exigidas por sus acreedores internacionales, aunque ha admitido que a lo largo de este proceso se han cometido varios errores. "Estamos haciendo progresos. Hemos reducido el número de funcionarios y hemos decidido contratar solo a una persona por cada diez funcionarios jubilados", ha recordado. "Pronto tendremos un sector público más pequeño, saludable y eficiente", ha apuntado. Los próximos recortes supondrán el despido de 40.000 funcionarios, la reducción de los salarios públicos, de las pensiones, de los beneficios sociales y del sistema sanitario.

 En cuanto a la posibilidad de que Grecia abandone la zona del euro y reintroduzca el Dracma, Samaras comenta que "las consecuencias supondrían una catástrofe para Grecia. Traería consigo al menos otros cinco años de recesión y haría aumentar el desempleo por encima del 40%". "Una pesadilla para Grecia: el colapso económico, revueltas sociales y una crisis de la democracia sin precedentes. Los estándares de vida han caído en los últimos tres años un 35%. Un retorno al dracma los haría caer inmediatamente en un 70 % suplementario", advierte el primer ministro griego.

"¿Que sociedad, que democracia sería capaz de sobrevivirlo? Al final sería como en la República de Weimar", afirma Samaras, quien comenta que "si se dejara caer a Grecia ahora, aumentaría la inseguridad y vulnerabilidad del resto de los estados del euro. Y eso sin contar con las consecuencias dramáticas en los mercados financieros".

"Si se dejara caer a Grecia ahora, aumentaría la inseguridad y vulnerabilidad del resto de los estados del euro"

Tras subrayar que "Grecia se desangra", agrega que "en los últimos tres años nuestra economía se ha contraído en una quinta parte, los estándares de vida han retrocedido un tercio, los pensionistas han perdido la quinta parte de sus ingresos y la mitad de nuestra juventud se encuentra en el paro". Pese a todo se muestra seguro de que "los sacrificios de los griegos no serán en vano. Y todos nuestros socios deben saber: nosotros los griegos nos esforzamos y estoy seguro de que lo conseguiremos". "Debemos salir de la psicología negativa, que es como un profundo agujero negro", señala Samaras, quien asegura que "avanzamos en las reformas estructurales y las privatizaciones".

El primer ministro se reunirá este miércoles con el jefe del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, y con el presidente francés, François Hollande. El viernes se entrevistará también con la canciller alemana, Angela Merkel. En estas citas se espera que el 'premier' presione a sus socios europeos para conseguir una prórroga de dos años para reducir el déficit al tres por ciento, algo que, según el calendario actual, debería cumplir a finales de 2014. En 2011, el déficit se situó en el 9,3%.

 

 

 


L