Archivo de Público
Martes, 21 de Agosto de 2012

Los astrónomos detectan un planeta al ser devorado por su estrella

Un equipo internacional de científicos en el que figura una española observa lo que probablemente sufrirá la Tierra, engullida por el Sol, dentro de 5.000 millones de años

PÚBLICO ·21/08/2012 - 20:46h

Recreación artística de una estrella devorando a un planeta.

Un equipo internacional de astrónomos, en el que participa la española Eva Villaver (del Departamento de Física Teórica de la Universidad Autónoma de Madrid), ha descubierto cómo un planeta ha sido devorado por la estrella que orbitaba, observando así el destino que correrá nuestra propia Tierra abrasada por el Sol dentro de miles de millones de años.

Los científicos, cuyo trabajo ha sido publicado en The Astrophysical Journal Letters, detectaron el rastro del planeta engullido por su sol al estudiar la composición química de la gigante roja BD+48 740 mediante el telescopio Hobby Eberly del McDonald Observatory en Texas. Además comprobaron que un segundo planeta en torno a ese astro, hasta ahora desconocido y con un tamaño de al menos 1,6 veces Júpiter, sigue la órbita más elíptica jamás observada en los sistemas solares evolucionados.

Para los astrónomos (aparte de Villaver, dos estadounidenses y un polaco) esa excéntrica trayectoria planetaria se debe, precisamente, al proceso de destrucción de la otra Tierra, que al precipitarse en la ardiente estrella, antes de que se convirtiese en gigante roja, habría proporcionado un tremendo impulso energético al planeta superviviente, proyectándolo hacia su órbita elipsoidal.

El aumento de la temperatura en el núcleo de las gigantes rojas hace que estas estrellas, en el final de su existencia, aumenten enormemente de tamaño y engullan a los planetas de su sistema. "Un destino similar pueden tener los planetas interiores de nuestro Sistema Solar cuando nuestro Sol se convierta en una gigante roja y se expanda más allá de la órbita terrestre dentro de unos 5.000 millones de años", declaró a la BBC el profesor Alexander Wolszczan de la Universidad de Pensilvania y uno de los coautores del descubrimiento.

La estrella tiene mucho litio, un elemento raro que se creó durante el Big Bang

El rastro del planeta devorado por su sol fue revelado por el análisis espectroscópico de la estrella, que reveló una cantidad anormalmente alta de litio, un elemento muy poco corriente que fue creado en su mayor parte durante el Bing Bang que dio origen a nuestro Universo hace unos 13.700 millones de años. Como el litio se destruye en el interior de las estrellas, su abundancia en el caso de la BD+48 740 "es probable que se deba a que fue producido por el fenómeno de una masa de tamaño planetario precipitándose en espiral hacia el interior de la estrella y generando gran cantidad de calor mientras la estrella la digería", explicó Wolszczan.

Por su parte, Eva Villaver, comentó a la BBC que "atrapar a un planeta en el acto de ser devorado por una estrella es una hazaña casi imposible de conseguir, a causa de la rapidez relativa del proceso, pero esa colisión puede ser deducida por la forma en que afecta a la química estelar. Y la órbita muy alargada del planeta masivo que descubrimos girando en torno a esta gigante roja contaminada con litio es exactamente el tipo de prueba que indica la reciente destrucción, por la estrella, de su planeta ahora desaparecido".