Archivo de Público
Lunes, 20 de Agosto de 2012

El club de golf de Augusta admite socias por primera vez en su historia

La ex secretaria de Estado Condolezza Rice y mujer de negocios Darla Moore son admitidas como miembros. El club tampoco tuvo ningún miembro negro hasta 1990.

AGENCIAS ·20/08/2012 - 19:39h

REUTERS. - La ex secretaria de Estado Condolezza Rice, contemplando un partido de golf en Augusta.

El club de Golf de Augusta (el Augusta National Golf Club) ha acabado cediendo y ha admitido como miembros a mujeres, por primera vez en sus ochenta años de historia. Sus nuevas socias son la ex secretaria de Estado norteamericana Condolezza Rice y Darla Moore, socia de la firma de inversión Rainwater.

El de Augusta, situado en la ciudad del mismo nombre en el Estado de Georgia (EEUU), es uno de los clubes más exclusivos de golf de todo el mundo. Fundado en 1932, acoge uno de los torneos más importantes del calendario profesional de golf, el Masters de Augusta, conocido porque el vencedor puede llevar una característica chaqueta verde. Se estima que actualmente tiene unos 300 socios.

La polémica sobre la prohibición de mujeres en este club no es nueva (desde 2002, las organizaciones de mujeres vienen reclamando su retirada), pero se reabrió este año a raíz de que la empresa IBM, una de las principales patrocinadoras del Masters, tuviera una mujer como presidenta y consejera delegada, Virginia Rometty; y  por tradición se invita al presidente de IBM y de los otros patrocinadores del torneo a ser socios del club. Aunque la responsable de la firma tecnológica nunca expresó su interés por querer ser miembro de Augusta, el presidente del club club, Billy Payne, comentó que este asunto era cuestión interna del club. En la polémica intervino el propio presidente de EEUU, Barack Obama, gran amante del golf, quien, a través de un portavoz de la Casa Blanca, defendió que las mujeres pudieran ser miembros del club.  El Club Nacional de Augusta tampoco tuvo ningún miembro negro hasta 1990.

Hasta hoy, el Augusta National Golf Club no había tenido ningun miembro femenino, aunque las mujeres podían entrar a jugar al campo en calidad de invitadas. Según el presidente del club, Bill Payne, la entrada de nuevas socias "es un momento significativo y positivo en la historia de nuestro club".