Archivo de Público
Lunes, 20 de Agosto de 2012

O'Leary alega que otras compañías también aterrizaron de emergencia

El presidente de Ryanair ha restado imoprtancia y ha criticado el "alarmismo" generado por la toma de tierra de tres aviones por falta de combustible en Valencia

AGENCIAS ·20/08/2012 - 12:24h

Michael O'Leary, dueño de Ryanair. ARCHIVO PÚBLICO

El presidente de Ryanair, Michael O'Leary, ha culpado a la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas Irlandesas (IALPA, en sus siglas en inglés) del "alarmismo" generado en torno a la actividad de la aerolínea, a la vez que ha recordado que otros tres aviones realizaron aterrizajes forzosos en el aeropuerto de Valencia.

En declaraciones al diario irlandés The Independent, O'Leary ha matizado que junto a los tres aviones de su aerolínea otras tres aeronaves, dos de la 'low cost' easyJet, y uno de LAN, realizaron aterrizajes de emergencia en la misma fecha a consecuencia de las condiciones climatológicas.

En concreto, el directivo de la compañía de bajo coste ha señalado que está "seguro" de que Ryanair cumplió con todas las normas de seguridad, a la vez que defendió la práctica de publicar mensualmente el gasto de combustible de los pilotos.

"Estas emergencias de combustible no son inusuales, son perfectamente rutinarias, por lo que existía un procedimiento para que los tres aviones de Ryanair aterrizaran con más del combustible mínimo recomendado", ha subrayado O'Leary, insistiendo en que no existía peligro para la aeronave.

"Es la temporada tonta, así que vamos a escribir un montón de mierda sobre los aviones de Ryanair" Del mismo modo, apuntó que el pasado 14 de marzo un A320 de Aer Lingus que realizaba la ruta Cork-Barcelona aterrizó de emergencia en el aeropuerto de El Prat por condiciones similares, un incidente que no tuvo repercusión alguna.

Por último, reconoció que la compañía publica semanalmente cuadros de rendimiento de combustible de sus pilotos, con el fin de tratar de mejorar la eficiencia del crudo, negando que exista una cultura corporativa "de intimidación" al respecto.

"Es la temporada tonta y han terminado los Juegos Olímpicos, así que vamos a hablar y escribir un montón de mierda sobre los aviones de Ryanair que se están quedando sin combustible", ha remarcado O'Leary. Fomento ha abierto una investigación a esta aerolínea irlandesa por los tres aterrizajes de emergencia realizados el pasado 26 de julio en el aeropuerto de Valencia por falta de combustible.

Ryanair, la única compañía que aterrizó de emergencia

El presidente del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA), Javier Martínez de Velasco, ha asegurado hoy, en referencia a la investigación abierta a Ryanair, que las autoridades españolas pueden evitar que una compañía vuele a España, en caso de confirmarse que se hayan cometido infracciones.

O'Leary indicó la semana pasada que las autoridades españolas no pueden impedir volar en España a una aerolínea irlandesa, alemana o francesa, de la misma manera que las autoridades irlandesas no pueden hacerlo con una compañía española. Según Martínez, las autoridades españolas "tienen capacidad inspectora y sancionadora por las normas europeas",

Sin embargo, reconoció que —tal y como afirma Ryanair— no pueden revocar la licencia de vuelo de una compañía extranjera. En el caso de Ryanair, sólo la aviación civil irlandesa, país donde se encuentra la sede de la compañía, tiene potestad para retirarle la licencia de vuelo, añadió, tras asistir al homenaje a las víctimas del accidente de Spanair en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

Asimismo, Martínez señaló que, pese a las declaraciones de Ryanair en el sentido contrario, la irlandesa fue la única compañía que tuvo que aterrizar de emergencia en Valencia el pasado 26 de julio por escasez de combustible, después de que una tormenta eléctrica en Madrid obligara a desviar el tráfico a aeropuertos alternativos.

Aunque hubo más aviones que tuvieron que dirigirse a aeropuertos alternativos aquel día —lo que hay que notificar también, explicando los motivos del desvío—, contaban con combustible suficiente, matizó. Según el presidente del Sepla, "indudablemente" los aviones de Ryanair habían bajado de los límites mínimos del combustible y por ello tuvieron que declararse en emergencia, como exige su protocolo.