Archivo de Público
Lunes, 20 de Agosto de 2012

Hallada una nueva fosa de republicanos extremeños

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura ha localizado al menos tres cadáveres de víctimas del franquismo en la localidad de Arroyo de San Serván

PÚBLICO / EFE ·20/08/2012 - 11:01h

Fotografía de la fosa cedida por la ARMH de Extremadura.

Cuando las tropas franquistas entraron en la provincia de Badajoz en 1936 España asistió a una de las mayores matanzas llevadas a cabo durante la Guerra Civil. Miles de campesinos, obreros y militantes de izquierda fueron ejecutados, muchos de ellos abandonados posteriormente en enormes fosas comunes a lo largo del territorio. Ahora, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (ARMHEX) ha localizado una nueva fosa con al menos tres cuerpos en un olivar próximo a la localidad pacense de Arroyo de San Serván. Así lo ha informado hoy la asociación en un comunicado en el que especifica que el hallazgo se enmarca en las excavaciones que se llevan a cabo en la zona a instancias de varios familiares de las víctimas.

La localización ha sido posible gracias a los sondeos arqueológicos realizados desde principios del pasado mes de julio por parte de un equipo técnico-científico compuesto por arqueólogos, antropólogos y un historiador. El hallazgo ha tenido lugar en una finca de propiedad privada donde los testimonios orales ubicaban las fosas comunes en las que fueron enterrados los cuerpos de un grupo de personas, algunas de ellas procedentes de Arroyo de San Serván, fusiladas por los franquistas una vez que se hicieron con el control de la localidad en el mes de agosto de 1936.

Los sondeos han dado como resultado la localización y excavación de al menos una fosa con los restos de tres personas. Previamente, un estudio geofísico, realizado con fotografía aérea infrarroja, había detectado la existencia de una anomalía en la zona que podría estar relacionada con la presencia de enterramientos clandestinos en el subsuelo.

El principal testimonio que situó la fosa en este emplazamiento fue el de Andrés Galán Viseda, testigo de los hechos y primo de uno de los asesinados. Según afirmó este hombre, en agosto de 1936 vio los cuerpos en el lugar señalado cuando volvía de realizar tareas agrícolas en una parcela cercana y entre ellos se encontraban su primo y algunos vecinos de Arroyo de San Serván.

El proyecto de localización y excavación de esta fosa fue presentado por la ARMHEX en el marco de las subvenciones que el Gobierno concede a actividades relacionadas con las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo.