Archivo de Público
Sábado, 18 de Agosto de 2012

La nueva vida... sin Guardiola

Las cuentas pendientes de los entrenadores de la Liga BBVA para la nueva temporada

ALFREDO VARONA ·18/08/2012 - 09:07h

El entrenador del Real Madrid, Jose Mourinho. EFE

Si te mareas en el avión, la biodramina es la solución, pero ¿cuál es la solución en la Liga BBVA para que sea más competitiva? Ya no está Guardiola, pero la pregunta es la misma de los últimos cuatro años. ¿Cómo se puede acabar con el bipartidismo entre Madrid y Barcelona? La realidad es que no es fácil: el Valencia, tercero, acabó el año pasado a 39 puntos del Madrid. Hay entrenadores que se resignan directamente. Caparrós, por ejemplo, habla de "un taladro" y se inmiscuye directamente en otra Liga. Míchel en el Sevilla habla de Europa y a Simeone, el del Atlético, no se le ha escuchado hablar en todo el verano de ganar la Liga. Hace quince años, cuando era futbolista, sí lo hubiese hecho. Entonces existieron el Atlético de Antic, el Depor de Irureta o el Valencia de Benítez, que fueron victoriosos. Pero ¿y hoy? ¿qué posibilidades existen? ¿cómo ha sentado el verano a los equipos?

1. REAL MADRID

Mourinho y los 100 puntos

"Más que 'The Special One', deberían llamarme el único, porque soy el único que ha ganado el campeonato español, italiano e inglés", insiste Mourinho en una temporada que no se parecerá a la pasada, porque ya ganó la Liga con 100 puntos y nueve de diferencia sobre el Barça.  Así que el objetivo primordial, tras diez años de abandono, es la Champions League. Será "un desafío, y no una meta personal, porque ya no me hacen falta". Se trata, en realidad, de un Mourinho en estado puro en un Madrid, veraz y competitivo.  Modric añadirá más inteligencia. ¿Jugará, por cierto, junto a Xabi Alonso? A partir de ahí, habrá que comprobar si Arbeloa seguirá siendo el lateral derecho titular y si Higuain o Benzema dejan minutos a Morata como delantero centro. Son preguntas que Mourinho no se hace por ahora. El tiempo está de su parte. "Después de haberlo ganado prácticamente todo, soy menos egocéntrico y egoísta. Siempre me ha gustado más la alegría del resto, y más ahora", insiste el técnico como prueba de su nueva manera de ser.  

2. BARCELONA

Vilanova y las comparaciones.

Su biografía como entrenador empezará a dispararse a partir de ahora. Pero eso no asusta a Tito Vilanova, un hombre que, según Cesc, sabe "como hacer mejor a los jugadores". Tiene, por lo tanto, la aprobación de un vestuario que necesita rectificar las derrotas del año pasado: no ganó ni Liga ni Champions. Vilanova lo sabe y también sabe que "habrá comparaciones con Guardiola y que de todas ellas saldrá un perdedor". La realidad es así y hay que aceptarla. Pero su idea es irreversible. "Nuestro juego debe seguir creando admiración". Ha perdido a Keita, pero ha ganado a Jordi Alba por la izquierda y, sobre todo, el goleador que faltó el año pasado: Villa, recuperado sin impaciencia de una larga lesión. "Lo echamos mucho de menos". A partir de ahí, ¿la vida será más fácil para Xavi, Iniesta y Messi?

3. VALENCIA

Pellegrino no viene para ser tercero

Es un  lugar que está casi enquistado en la historia más próxima del Valencia, así que ya no hace una ilusión especial. Pero Pellegrino, que fue uno de los hombres de Benítez que hizo al Valencia campeón de Liga, no acepta ilusiones irresponsables. Al menos, de momento. Sólo promete "exigencia" y, en lo posible, "no malgastar un solo minuto". Sus declaraciones son educadas. Para incentivar a los futbolistas, dice que  va a "a alquilar las camisetas en cada partido" con lo que no habrá derechos adquiridos para nadie en un Valencia que, en cualquier caso, podría presumir de enorme talento: Jonas, Feghouli, Guardado, Canales, Piatti y hasta Parejo. El gol tiene un actor de primer orden: Soldado, héroe y capitán. Vivirá en el campo y morirá en el área. ¿El premio? Su carrera ya le pide algún título.

4. MÁLAGA

No hay dinero para Pellegrini

Se han marchado Rondón, Cazorla o Mathijsen. ¿Quién lo iba a decir al principio de verano en un Málaga que barajaba fichajes como los de Negredo o Van Persie? Pero así ha venido la vida en un club en el que Pellegrini, pese a todo, no piensa en marcharse. "Soy competitivo y quiero estar aquí". No hay apenas dinero, pero "lo que menos me aleja del club es la parte económica". El entrenador tiene claro lo  que ha pasado. "Los dueños han puesto mucho dinero, pero han pagado su inexperiencia". Pero todavía puede construir un once ganador con gente como Toulalan, Joaquín, y, sobre todo, Isco, que representa un futuro bellísimo. 

5. ATLÉTICO

Simeone y Oliver Torres

No volvió Diego y, aunque Simeone profesa enorme confianza en el recuperado Raúl García, la hinchada quiere ver al nuevo niño, Oliver Torres, triunfar antes de que sea mayor de edad. Simeone lo acepta y no tiene miedo ("porque le sobran condiciones") ni prisa ("porque le sobra fútbol"). No se sabe, en realidad, lo que pedir al Atlético, que apenas ha mejorado con los fichajes, aunque Simeone aparezca tan racial como siempre: "Me entusiasma la exigencia". Todo eso se traspasa a un club que sería feliz si logra vencer uno de los dos partidos de Liga que jugará ante el Madrid. Algo que no sucede desde 1999. Simeone, por ahora, apela a la paciencia. "Hay que ser ambiciosos, pero con motivo".  El año pasado acabó a 46 puntos en la Liga del líder.

6. LEVANTE

JIM y los milagros

El, año pasado hizo uno de categoría estatal. Hasta el último partido, mantuvo al Levante con opciones de entrar en Europa. No había presupuesto para tanto, pero el Levante, líder en las siete primeras jornadas de Liga, permitió declaraciones de Juan Ignacio Martínez como ésta. "Es inevitable pensar en Anfield, Old Trafford y campos así". La tentación regresa este año. El peso recaerá en otros futbolistas, enmare ellos Gekas, un delantero griego que ha de significar gol.  Marchó gente importante como Xavi Torres, Kone o Farinós, que creó esa ideología victoriosa. Aun así, JIM ni se queja ni se da por vencido, porque "el esqueleto del grupo va a ser el mismo". Su vocación de éxito será la del milagro. "Seremos un equipo que juguemos con los espacios del rival, con velocidad y consistencia defensiva. No podemos renunciar a la forma de jugar que nos ha dado el triunfo".

7. OSASUNA

¿Irrepetible Mendilibar?

Tan exigente el primer como el último día ("no conozco otro modo de triunfar"), Mendilibar vivió casi un año irrebatible la temporada pasada. Quizá no fue tan valorado, pero la realidad es que Osasuna acabó en puestos de Champions la primera vuelta. Al final, fue séptimo, en la orilla de Europa con un gran estandarte, Raúl García, que volvió al Atlético. Aun así Mendilibar no se queja: "Tenemos los fichajes que quisimos". Ha aprendido de la derrota en pretemporada, "perdiendo se ven mejor los errores", y garantiza un Osasuna valiente y competitivo. "Si logramos eso, ¿por qué no me voy a ir a tomar una cerveza con los jugadores?".

8. MALLORCA

Caparrós, para recordar a Preciado

Las últimas semanas está realizando entrenamientos nocturnos, a las 21.00 horas, para adaptarse a los nuevos horarios. Caparrós es así, un hombre que dedicará esta Liga al fallecido Preciado, "uno de los tíos más auténticos que he conocido". Lo tendrá presente "en cada partido de Liga", en los que el Mallorca expondrá notables ambiciones. Ha fichado a gente importante como Javi Márquez o Antonio López, que dejó la capitanía del Atlético de Madrid. "No podía haberse hecho un equipo mejor", admite Caparrós que, a diferencia del año pasado en el que llegó con la Liga empezada, arranca desde cero. "El entrenador, en este caso, siempre se siente más tranquilo".

9. SEVILLA

Míchel exige Europa

Sus declaraciones manejan enorme ambición. No se le olvida que el año pasado el Sevilla fue noveno, y eso es como una fatalidad para el club y para el propio Míchel que, además, pudo costarle el puesto. Del Nido, sin embargo, le ha dado una segunda oportunidad en la que el entrenador establece los objetivos en voz alta. "Si a alguien le produce ansiedad decir que Europa es nuestro objetivo que levante la mano y que se marche". El verano está a su favor. Al menos, hay indicios positivos. Reyes ha bajado de peso y Navas ha encontrado a Cicinho por la derecha, como si se tratase de Dani Alves cinco años después. Sólo una pregunta que hace leyenda: ¿Quién será el nuevo Kannoute? El verdadero se marchó a China, y eso no se olvida fácilmente.

10. ATHLETIC

Bielsa y el once legendario

El año pasado tuvo gran química con la afición. Creó, incluso, un once casi legendario con Gorka; Iraola, Javi Martínez, Amorebieta, Aurtenetxe; Susaeta, Herrera, Iturraspe, De Marcos; Muniain y Llorente. Pero las dos finales (Copa del Rey y Europa League) restaron credibilidad al técnico y recordaron que, a pesar de jugar tan bien al fútbol, en Liga acabó a 51 puntos del Madrid. El técnico ha vivido un verano indeseable. Ha perdido a Javi Martínez y a Llorente, la gente que marcaba la diferencia. Pero ¿cómo no valorar a un hombre como Bielsa que dice "quienes ejecutamos esta profesión no podemos permitir que se gane de cualquier manera"? Ander Herrera no lo cambia por nadie: "Cuando me retire del fútbol, seguiré hablando de lo vivido con Bielsa".

11. GETAFE

Luis García, entre el 8º y el 12º

 

Ganó el año pasado al Barça por 1-0 al contragolpe y sin apenas utilizar el balón. ¿Acaso eso no fue un ejercicio supremo de entrenador? "Siempre he dicho que el puesto del Getafe está entre el 8º y el 12º", insiste Luis García, un hombre que no consiente prejuicios. La temporada pasada no admitió a Colunga e, incluso, le avisó: "Este no es el Colunga Fútbol Club". Después, le cedió al Sporting. Sin embargo, este año es uno de los delanteros de la partida, por encima de Güiza, en un equipo programado para jugar con cortesía la pelota. Atención a su medio campo con Pedro León, Xavi Torres, Lafita y Diego Castro. "En el fútbol siempre digo que las notas se deben poner al final", insiste Luis García, cuyo modelo de técnico es Luis Aragonés. "Yo jugaba en el Atlético e iba a verlo entrenar".

12. REAL SOCIEDAD

Montanier y el 1-0

"El año pasado 10 de los 14 partidos que perdimos fueron por un gol", avisa Montanier para expresar la delgada línea roja que existe entre el éxito y el fracaso. "Me gusta mucho esta nueva Real con Vela, Chory Castro, Griezmann..." Aunque sabe que eso no le garantiza nada. "Un entrenador nunca está tranquilo. Buscamos siempre la perfección, pero no la encontramos nunca". Sueña con ese día en el que pueda cambiar "a cinco o seis jugadores y tener el mismo nivel y jugar de la misma forma". ¿Pero llegará ese día? "Si tuviera a Messi desde luego que sí", insiste Montanier. "Entonces la estrategia sería fácil. Sólo tendría que decir:  'Dadle el balón a Messi'".

13. BETIS

Mel adora a Beñat

Hay gol (Rubén Castro), hay bandas (Agra y Juan Carlos) y hay hasta carácter anglosajón con Campbell. Pero la voz del Betis siempre será Beñat, el hombre que elegirá lo que hacer en medio campo. Nadie se parece a Xavi tanto como él: "¿Quién nos iba a decir hace dos años que ahora sería internacional?", dice Mel, el entrenador,  un hombre que podría hablar más alto aunque no más claro. Su filosofía se resume en esta declaración de la pretemporada: "Un portero cuando falla es perdonable y no hay que hacer mucho caso", dice. "Lo que es preocupante es que en cada córner nos generen ocasiones de gol", dice después de lo ocurrido en pretemporada. "Eso no depende de uno, dos o tres futbolistas, sino de los once".

14. ESPANYOL

Pochettino y la inseguridad

Lleva desde enero de 2009 en el Espanyol con una tarea que va más allá del día a día. "Nos ha tocado lidiar con un cambio generacional". Por eso hay que ir a largo plazo: "Estamos tratando de cambiar la mentalidad del club". Aunque Pochettino, que también jugó de defensa en el Espanyol, no se engaña. Sabe lo que es el fútbol "y el entrenador es el primer fusil que cambia cuando las cosas se tuercen. Esa inseguridad que me inculco saca lo mejor de mí, me moviliza, me hace ser inquieto. Siempre pienso que mañana se puede torcer y que todo lo que hagamos para mantener el fuego encendido es poco". Todo eso se traslada en un equipo que, para olvidar a Coutinho, podrá refugiarse en el talento de Verdu, el gol de Álvaro o la zurda de Albín, que algún año deberá explotar.

15. RAYO VALLECANO

Paco Jeméz no es resultadista

Casi ascendió al Cordoba el año pasado. Buena tarjeta de presentación para Paco Jemez, que fue defensa central, internacional, incluso, en la época de Camacho.  No es un hombre maquiavélico. "No soy resultadista y eso que los técnicos dependemos de los resultados". Por lo tanto, es un buen entrenador, que ha venido al Rayo a pesar de que en Córdoba estaba su familia. "He hecho lo que me pedía el corazón. La oportunidad es estupenda". A partir de ahora, debe preparar un equipo que se ha quedado huérfano sin la sabiduría de Movilla en medio campo; la memoria de Tamudo  o los goles de Michu, que hizo quince. Ha llegado, por lo tanto, la hora de futbolistas como Lass, Adrián o Chory Domínguez, que no encontró el camino  en el Valencia.

16. ZARAGOZA

Jiménez, 'el hombre imposible'

El año pasado logró lo imposible. Desde entonces, tiene una categoría altísima en la ciudad, que le pidió que no se fuera. Sus deseos casi son ordenes. "Hemos fichado muchísimo", admite Jiménez, lateral izquierdo del Sevilla, en sus tiempos de futbolista, y  entrenador temperamental que, como siempre en su vida, tendrá el Viernes Santo libre" por contrato para desfilar en Sevilla "en la profesión de los nazarenos". Lleva una pulsera que lo identifica como tal y un código de valores, que en medio campo se sentirá muy protegido con tanto músculo: Romaric y Zucculini. El gol vuelve a pedir la opinión de Postiga, pero los dibujos animados de este equipo están en la portería: Roberto.

17. GRANADA

Anquela va a arriesgar

"Todo lo he ganado arriesgando y no entiendo otra manera de ver el fútbol". Anquela fue el entrenador milagro del Alcorcón que, al fin, debuta en Primera. Quique Pina, presidente del Granada, dice que es la primera vez en su vida que firma por dos años a un entrenador". Anquela es un tipo creíble, un gran heredero de la dificultad. Su biografía ha estado en Jaen, Huesca, Melilla, Aguilas o Alcorcón. Dice que su modelo es Del Bosque como una parte más de su reputación: "Que los enemigos vengan porque quieren, no porque yo me los cree". Ahora, dirige un Granada al que cuesta clasificar. Ha venido mucho futbolista nuevo (Iriney, El Arabi, Floro Flores...) y todo eso necesita tiempo.

18. DEPORTIVO

Oltra y las ruedas de prensa

"No hay dinero que pague el hacer feliz a tanta gente", opina Oltra, entrenador del Deportivo de un presidente casi vitalicio: Augusto César Lendoiro. Ascendió el año pasado, pero fue duro. "Se me criticó más por mis palabras que por mis hechos". Y Oltra se quejó: "Ganábamos y se habla de sufrimiento y no bien de lo que jugaba el equipo". En las ruedas de prensa asegura que siempre "va a lanzar mensajes al equipo", aunque este año cambiará respecto al pasado: "Iré más tranquilo y dispuesto a no dar titulares". La paz será Valerón, al que ya no angustia nada en el fútbol, en un equipo que presume de campeón del mundo: Marchena ha venido del Villarreal y le ha gustado el nivel que ha encontrado. "Ya veremos cuáles son los límites de este equipo". 

19. CELTA

Paco Herrera y el corazón

Fue campeón de Europa como ayudante de Benítez en el Liverpool. Herrera es un hombre eléctrico que opina como Emery, "los partidos quitan vida". Sus declaraciones son sentimentales y emotivas ("el Celta me ha robado el corazón"), pero eso no quiere decir que en el Celta gobierne la furia. "Somos un equipo que necesita el balón". La prueba está en medio campo, donde Borja, Bustos o Alex son bastante mejores cuando tienen la pelota que cuando la persiguen. Por eso el Celta actual es un heredero de su mejor época cuando tuvo a Mostovoi, Revivo o Mazinho. Herrera es un entrenador incansable. Promete que a su lado los jugadores en el fondo están bien cuidados. "Saben que van a mejorar, porque siento pasión por este trabajo. Eso sí, no perdono, y si hay que discutir se discute".

20. VALLADOLID

Djukic y 'somosvalladolid'

Fue un libre extraordinario, sereno y con toque de balón. Ahora, es un entrenador competente que dice: "Nosotros no salimos al campo a ver qué pasa. Nosotros salimos a defender un estilo". Su Valladolid jugó maravillosamente la pelota en Segunda. "Trabajaremos para no perder balones en situaciones comprometidas". Ascendió tarde y con angustia, en el play off, pero el hecho de jugar a vida o muerte fortaleció la idea de Djukic, que discrepa de la ciudad: "Todo el mundo está mitificando la Primera como si fuese una aventura". El técnico ha impuesto una marca o un 'leiv motiv': "Somosvalladolid", en el que los goles de Javi Guerra hacen falta. Afortunadamente, no marchó a ningún lado.