Archivo de Público
Viernes, 17 de Agosto de 2012

Margallo advierte a Londres de que los pescadores volverán a faenar escoltados por la Guardia Civil

En un comunicado remitido a la Embajada británica el titular de Exteriores expresa su "malestar" por la ruptura por parte de Gibraltar del acuerdo que permitía a la flota gaditana volver a faenar en las aguas que rodean el Peñón

EUROPA PRESS ·17/08/2012 - 19:27h

EFE - La policía de Gibraltar hostiga a un pesquero español.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación se ha quejado formalmente a Londres por la ruptura por parte de Gibraltar del acuerdo que alcanzó el pasado 3 de agosto con la flota gaditana y que, según lo pactado, le permitía volver a faenar en las aguas que rodean el Peñón. Para ello, el departamento que dirige José Manuel García-Margallo ha remitido un comunicado a la Embajada británica en Madrid en la que advierte a Londres que la Guardia Civil seguirá a disposición de la flota gaditana para prestarles apoyo en caso de que la Policía gibraltareña pretenda impedir que faenen.

Según un portavoz oficial, España defiende que la flota gaditana "puede faenar libremente" en las aguas que rodean el Peñón "sin más limitaciones que las que imponen las normas españolas y de la UE".

Gibraltar advirtió ayer de que no permitiría pescar con redes dentro de las tres millas náuticas que reclamaEn la nota verbal –escrito que supone la forma de comunicación oficial más común en diplomacia– se expresa también "la decepción" y "malestar" del Gobierno español ante la actitud del Ejecutivo gibraltareño, que ayer advirtió de que no permitiría pescar con redes dentro de las tres millas náuticas que reclama de mar territorial. El Ejecutivo reitera una vez más que su posición en torno a la soberanía de las aguas que rodean el Peñón permanece "invariable", es decir, que España no reconoce a Reino Unido, y por tanto a Gibraltar, más aguas que las del interior del puerto, en virtud del Tratado de Utrecht de 1713 por el que España cedió a la Corona británica la ciudad de Gibraltar.  

Por ese motivo España defiende que la flota gaditana "puede faenar libremente" en las aguas que rodean el Peñón "sin más limitaciones que las que imponen las normas españolas y de la UE", explica una portavoz oficial. Añade además que la Guardia Civil seguirá a disposición de la flota gaditana para seguir prestándoles apoyo en caso de que la Policía gibraltareña pretenda impedir que faenen. No obstante, ha precisado que el Gobierno español "sigue alentando la cooperación locales" y favoreciendo el establecimiento de un canal de entendimiento "informal" entre las autoridades del Peñón y los representantes de las Cofradías de pescadores de La Línea y Algeciras.

A través de un diálogo similar, en 1999 el entonces Gobierno gibraltareño de Peter Caruana y los pescadores alcanzaron un acuerdo bajo el cual la flota gaditana podía pescar sin restricciones dentro de las aguas que Gibraltar reclama como propias siempre y cuando no se acercaran a menos de 220 metros de la costa.  

Ese acuerdo, del que el Ejecutivo español no es parte, lo rompió unilateralmente en marzo pasado Picardo, que quiere imponer a los pescadores el cumplimiento de una ley local de medioambiente que prohíbe el uso de redes bajo el argumento de querer preservar los caladeros.  

Ayer algunos barcos gaditanos salieron a faenar por la zona, pero no sufrieron ningún incidente. Después llegaría el comunicado sorpresa de Picardo. Esta pasada noche no salieron a faenar por la niebla.