Archivo de Público
Jueves, 16 de Agosto de 2012

Gordillo pide la dimisión de la Defensora del Pueblo por "acusarnos de maltratadores"

El sindicalista considera que una persona que ostenta dicha responsabilidad no puede "calumniar de esta manera"

PÚBLICO.ES / EP ·16/08/2012 - 19:26h

El alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo - EP

El diputado de IULV-CA por Sevilla y líder nacional del CUT-BAI, Juan Manuel Sánchez Gordillo, ha pedido este jueves la dimisión de la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, por acusar a los miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) que 'expropiaron' alimentos de varios supermercados, entre los que se encontraba él, de haber cometido "un robo con violencia contra la mujer".

Sánchez Gordillo ha considerado que una persona que ostenta dicha responsabilidad no puede "calumniar de esta manera, acusándonos prácticamente de maltratadores". "Sus palabras demuestran un coeficiente intelectual bajo mínimos desde el punto de vista político", ha apuntado el dirigente del SAT.

"Si el ministro de Interior ha revivido a Franco, ella ha revivido a la Inquisición"

Tras insistir en que el asalto al supermercado fue un acto "simbólico para llamar la atención sobre la situación actual", el también alcalde de Marinaleda (Sevilla) ha indicado que Becerril no puede poner la institución al servicio de su ideología, "una ideología rancia y profundamente reaccionaria, propia de la derecha más clásica".

Para Sánchez Gordillo, la Defensora del Pueblo pretende convertir el Estado en "una máquina de represión". "Si el ministro de Interior ha revivido a Franco, ella ha revivido la Inquisición", ha señalado el parlamentario de IULV-CA, quien ha preguntado a Becerril "qué articulo del Código Penal hay que aplicarle a Rato o a Urdangarín".

"Con un cajero de 80 kilos no habrían actuado así"

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, espetó que la Fiscalía debe tener en cuenta que las 'expropiaciones' a los supermercados andaluces en los que está implicado el alcalde de Marinaleda son un "robo con violencia fundamentalmente hacia mujeres".

Becerril dijo que le impresionaron "las imágenes de la violencia hacia las chicas que estaban en las cajas del supermercado, que fueron violentadas y agredidas físicamente". "Yo creo que si hubiera habido ahí un cajero de 1,90 (de altura) y de 80 ó 90 kilos no hubieran actuado así, pero a esas pobres chicas las han maltratado y espero que el fiscal lo tenga en cuenta", subrayó.