Archivo de Público
Jueves, 16 de Agosto de 2012

La prima de riesgo baja de los 500 puntos, por primera vez en 50 días

El convencimiento de los mercados de que el Gobierno de Rajoy recurrirá a  la ayuda del fondo de rescate de la UE contribuye a rebajar la presión sobre la deuda española, mientras la bolsa registra su quinta mayor subida del año.

PÚBLICO ·16/08/2012 - 16:57h

EFE. - Pantalla de la Bolsa de Madrid con la evolución de la prima de riesgo.

La prima de riesgo, la diferencia de la deuda española respecto la de Alemania (considerada más segura por el mercado), se coloca por debajo de los 500 puntos, después de 50 días por encima de ese nivel, y en los que ha rozado su máximo histórico, por los ataques especulativos en medio de la especulación sobre el futuro del euro.

El convencimiento de los mercados de que España, al igual que Italia, acabará recurriendo a la ayuda de los fondos europeos de rescate para que apoyen a la deuda soberana española ha contribuido a relajar la presión de las últimas semanas sobre los títulos españoles. Hace quince días, la rentabilidad del bono español a 10 años, la referencia del mercado, se movía cerca del 7,4%; ahora, está en torno al 6,5%, mientras el bund alemán está por encima del 1,5%.

La prima de riesgo no estaba por debajo de los 500 puntos desde el pasado 4 de julio, antes de la bajada de tipos del BCE

La prima de riesgo no estaba debajo de los 500 puntos desde el pasado 4 de julio, la víspera de la reunión del  Banco Central Europeo (BCE), en la que acordó bajar los tipos de interés oficiales al 0,75%, su mínimo histórico. Sin embargo, no anunció nuevas medidas para resolver las tensiones en el mercado de deuda, lo que provocó que el diferencial con la deuda alemana volviera a ampliarse (en aquella jornada llegó a alcanzar los 540 puntos). Un mes después, el BCE anunció su disposición a intervenir en el mercado de deuda para frenar los ataques especulativos, pero a condición de que los países pidan, previamente, ayuda al fondo de rescate de la UE. Y España e Italia lo están pensando.

Algunos medios han llegado a barajar que el Gobierno pueda utilizar parte del dinero del rescate de la banca para la compra de deuda. La UE ha aprobado destinar hasta 100.000 millones para el saneamiento las entidades financieras españolas, cuyas necesidades de capital se moverían, según las consultoras contratadas por el Gobierno, sobre los 61.000 millones; ese remanente es que, según algunos medios, se utilizaría para la compra de bonos españoles.

Según fuentes de Bruselas, “no está claro” que el Memorando de Entendimiento (el documento pactado entre España y la UE con las condiciones del recate de la banca) permita utilizar el excedente disponible), y ello se estaría discutiendo con el Gobierno. Sin embargo, el portavoz de la Comisión Europea, Olivier Bailly, ha asegurado en rueda de prensa que se trata de "ideas especulativas" que "flotan" y que el Memorando de Entendimiento pactado a cambio de la ayuda bancaria "se centra específicamente en la recapitalización del sector".

 El portavoz comunitario dijo, también, que la Comisión Europea todavía no ha recibido "ninguna petición de las autoridades españolas" para activar con urgencia el primer tramo de la ayuda bancaria por valor de hasta 30.000 millones de euros. Otros medios dicen que ese dinero llegará con urgencia. Según Bloomberg , las dificultades que mayores dificultades que tendrán las entidades españolas para recurrir a los préstamos del BCE pueden hacer que se acelere la primera inyección de capital a las entidades nacionalizadas. Según fuentes del Ministerio de Economía que cita la agencia Reuters, Bankia recibirá en breve al menos una parte de los 19.000 millones de euros en los que ha cifrado sus necesidades de capital.

Los comentarios sobre la llegada de la ayuda europea para la banca y para la deuda española han animado a la bolsa española, que ha cerrado la sesión con la  su quinta mayor alza anual. El Ibex 35%, el principal indicador del mercado, ha subido un 4,05% y ha recuperado el nivel de 7.400 puntos, con lo que se sitúa en precios desconocidos desde mediados de abril pasado.