Archivo de Público
Jueves, 16 de Agosto de 2012

Dos millones y medio de sirios necesitan asistencia según la ONU

"Sus necesidades de atención sanitaria, cobijo, comida, agua y condiciones de salubridad están creciendo", alerta la enviada de la organización internacional.

PÚBLICO/REUTERS ·16/08/2012 - 10:44h

REUTERS. - Un grupo de sirios intenta atravesar la frontera hacia Turquía.

La jefa humanitaria de Naciones Unidas, Valerie Amos, dijo el jueves que hasta 2,5 millones de personas necesitan ayuda en Siria, donde las fuerzas del dictador Bashar el Asad llevan 17 meses reprimiendo, primero las manifestaciones populares contra el régimen, y después masacrando a la población civil y a los rebeldes que luchan para derrocarlo.

En unas declaraciones en Siria, donde se ha reunido con el recién nombrado primer ministro, Wael al Halki, Amos urgió a las fuerzas del régimen y a los rebeldes a hacer más por proteger a los civiles atrapados en la violencia. Ayer, un informe de la ONU acusó a ambos bandos de estar cometiendo crímenes contra la humanidad. El texto resaltaba la responsabilidad del Ejército de Al Asad de la matanza del mes de mayo en Hula, que hasta el asalto de Alepo había sido el escenario donde habían muerto más civiles por los bombardeos de artillería del régimen.

"En torno a un millón de personas han sido desplazadas y se enfrentan a la indigencia. Quizá un millón más tiene necesidades humanitarias urgentes debido al creciente impacto de la crisis sobre la economía y la vida de la gente", dijo en Damasco. "En marzo estimamos que un millón de personas necesitaban ayuda. Ahora hasta 2,5 millones requieren asistencia y estamos trabajando para actualizar nuestros planes y requisitos de financiación", señaló.

Amos dijo haberse reunido con familias desplazadas en Damasco y en la localidad de Nabk, al noreste de la capital, que estaban alojadas en edificios públicos y escuelas, que tienen previsto reabrir el mes que viene. "Sus necesidades de atención sanitaria, cobijo, comida, agua y condiciones de salubridad están creciendo", dijo Amos, añadiendo que la ayuda de emergencia prestada por la ONU y otras organizaciones se limita por la inseguridad, las restricciones sobre las operaciones y la falta de financiación.