Archivo de Público
Miércoles, 15 de Agosto de 2012

De Guindos negocia con Bruselas devolver a plazos el dinero de las preferentes

La solución se incluirá dentro de rescate de la banca y de la reforma del sector financiero que el Consejo de Ministros aprobará el día 24, donde se creará el banco malo.

REUTERS ·15/08/2012 - 12:36h

El ministro de Economía, Luis de Guindos.

El Gobierno español está en negociaciones con Bruselas para limitar las pérdidas de los titulares de participaciones preferentes en el marco del rescate de 100.000 millones de euros aprobado para el sector financiero español, según publica el miércoles el diario Financial Times citando a fuentes conocedoras de estas conversaciones.

Según el diario británico, el gobierno español quiere devolver el importe total de su inversión a los ahorradores, en su gran mayoría clientes de las cajas que ahora necesitan ser rescatadas, aunque el pago se haría a plazos, con una quita inicial y desembolsos posteriores hasta completar el 100% de la inversión inicial. Una portavoz del Ministerio de Economía se limitó a decir que hay contactos regulares entre Bruselas y Madrid sobre el rescate de la banca, pero no quiso comentar aspectos concretos de estas conversaciones.

Las condiciones para el rescate de la banca impuestas por Bruselas exigen que los titulares de las prefetentes participen en el saneamiento de las entidades

Según la asociación de consumidores Adicae, la banca española ha captado en los últimos años unos 40.000 millones de euros con productos como las participaciones preferentes o bonos convertibles. Bruselas exigió en el acuerdo de entendimiento firmado por el gobierno español en julio, que los titulares de participaciones preferentes participen en el saneamiento de aquellos bancos que reciban fondos públicos.

El pasado 17 de julio, el nuevo Gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ya dijo que espera que el Gobierno encuentre soluciones satisfactorias para el problema de las preferentes dentro del marco establecido por Bruselas.

El ministerio de Economía tiene previsto presentar el 24 de agosto el marco legal para la reestructuración del sector financiero, que contempla la constitución de un banco malo que se haga cargo de los activos tóxicos de las cuatro entidades ya nacionalizadas: Bankia, Banco de Valencia, Catalunya Caixa y NovaCaixaGalicia. Bankia, que pidió 19.000 millones de euros para ser rescatada, era también en una de las entidades más activas a la hora de colocar participaciones preferentes entre sus clientes, con un saldo en circulación de 3.100 millones de euros.