Archivo de Público
Lunes, 13 de Agosto de 2012

Otros 100 muertos en Siria durante el fin de semana

Los rebeldes llamaron a la creación de una zona de exclusión aérea para protegerse de las bombas del régimen de Al Asad

AGENCIAS ·13/08/2012 - 09:47h

Los enfrentamientos en Alepo continúan pese a que el régimen dice haber recuperado la ciudad. Reuters

Cerca de un centenar de personas murieron este fin de semana en Siria, la mayoría civiles y rebeldes, en los bombardeos y ataques de artillería del régimen de Bashar al Asad.

Los rebeldes reclamaron anoche que se imponga una zona de exclusión aérea en todo el país, tema del que hablaron en los días anteriores la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y el primer ministro turco Recept Tayyip Erdogan.

Los enfrentamientos siguen centrándose en Alepo, pese a que el Ejército leal a Al Asad había asegurado la semana pasada haber retomado el control después de tres semanas de cerco.

Según los Comités Locales de Coordinación, la mayoría de las víctimas de los últimos dos días se registraron en aldeas y localidades de los suburbios de Damasco. Allí, al menos 41 civiles y rebeldes murieron en diferentes atauqes. En la provincia de Homs fallecieron otros 24, mientras que en Deraa y en Idleb las víctimas fueron 16 y 11 respectivamente.

Los rebeldes reclamaron la necesidad de crear esas zonas de exclusión aérea para librarse de los ataques mortíferos de los helicópteros y cazas de Al Asad. Al tiempo, llamaron a que los países vecinos -Jordania y Turquía-  manden sus tropas a la frontera para seguir presionando a Damasco.

"Es una de las cosas a tratar entre las acciones potenciales que se puedan llevar a cabo, pero no puedes tomar una decisión de este tipo si un avance operacional previo", dijo Clinton el domigo después de reunirse con el ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu.

Rehenes iraníes

Abdelbaset Sida, uno de los líderes del Consejo Nacional Sirio, dijo que los rebeldes seguían avanzando, pero que "el problema es que la aviación, junto con los bombardeos de la artillería, están causando demasiados muertos y destrucción".  Desde su punto de vista "asegurar las frinteras es una decisión esencial y un mensaje al régimen de que está perdiendo su poder poco a poco".

Por otra parte,  el Ejército Libre de Siria responsabilizó ayer al régimen de la seguridad de los ciudadanos iraníes secuestrados el 4 de agosto en Damasco. "Responsabilizamos totalmente al criminal régimen de Al Asad de la seguridad de los restantes prisioneros iraníes y le comunicamos que recurrir a la fuerza será un error de consecuencias impredecibles", subrayó el jefe de la Brigada al Baraa, Abdel Naser Chemair, en un comunicado difundido por YouTube.

Asimismo, señaló, será "imposible llegar a negociar sin el cese inmediato de los bombardeos y el asedio a la ciudad de Homs y otras, ya que la seguridad de los prisioneros iraníes no es mejor que la de nuestro pueblo". En ese sentido, el cabecilla insurgente advirtió de que, si el régimen de Al Asad no atiende a sus demandas, responderán "de una manera firme".