Archivo de Público
Sábado, 11 de Agosto de 2012

Obama ve en Paul Ryan una vuelta a lo peor de la era Bush

Desde la campaña del actual presidente de EEUU aseguran que los republicanos, con la elección del congresista como 'número dos' buscan tan solo beneficiar a los ricos y a las grandes corporaciones

PÚBLICO/AGENCIAS ·11/08/2012 - 20:42h

Mitt Romney y Paul Ryan, los candidatos definitivos por el Partido Republicano. Reuters

El nombramiento oficial de Paul Ryan como número dos de la candidatura de Mitt Romney en su carrera por la presidencia de EEUU ha provocado una respuesta inmediata desde la campaña del actual presidente, Barack Obama. Para su jefe de comunicación, Jim Messina, la elección de los republicanos es el síntoma más claro de su apuesta por volver a las "políticas económicas temerarias de la era Bush".

"Nombrando al congresista Paul Ryan, Mitt Romney ha elegido a un líder republicano que comparte su compromiso con la inexplicable teoría de que rebajar los impuestos a los ricos y cargar la mayor parte del peso fiscal en la clase media y los mayores, conseguirá de algún modo fortalecer nuestra economía. Como miembro del Congreso, Ryan ratificó sin inmutarse la temeraria política econímica de Bush que no hizo sino multiplicar nuestro déficit y destrozar nuestra economía", dijo Messina.

"Ahora la candidatura Romney-Ryan pretende llevarnos atrás repitiendo los mismos errores catastróficos", advirtió.

En la misma línea se expresó Mary Kay Henry, la presidenta del sindicato Service Employees International Union, que representa a casi dos millones de trabajadores en sectores tan diversos como el inmobiliario, las administraciones públicas y la Sanidad.

"Ryan se ha hecho un nombre luchando en el Congreso por las exenciones fiscales para los ricos y las grandes corporaciones mientras proponía recortes en servicios vitales como la reforma sanitaria y Educación, además de querer acabar con cualquier tipo de subsidios a los jubilados de la clase trabajadora", aseguró.

"Su largo historial en la lucha contra los mayores, los niños y los hombres y mujeres trasbajadores de este país es un peligro para el 99% de los estadounidenses que no son ricos", añadió. 

Un republicano de oro

Esa postura de apoyo a las grandes fortunas de EEUU es, con toda seguridad, uno de los motivos por los que Romney le ha elegido como número dos. Ryan se ha convertido con los años en una especie de gallina de los huevos de oro. Con 5,4 millones de dólares en su cartera, es uno de los congresistas que más dinero recauda para sus campañas y, de hecho, el simple anuncio de su candidatura ya ha generado 1,2 millones de dólares a la campaña republicana.

Y por si quedaba alguna duda de sus intenciones, cabe destacar que entre los donantes más relevantes de la candidatura de Ryan se encuentran importantes intereses bancarios y de inversiones que se verían muy beneficiados de sus propuestas sobre regulación financiera y Sanidad.