Archivo de Público
Sábado, 11 de Agosto de 2012

Wembley encumbra a México

FÚTBOL. La 'tri', liderada por el bigoleador Oribe Peralta, sorprende a la favorita Brasil, que alarga su maldición olímpica (2-1)

AGENCIAS / PÚBLICO.ES ·11/08/2012 - 18:32h

REUTERS - Los jugadores de México celebran su oro olímpico ante los lamentos del brasileño Lucas.

Sorpresa con mayúsculas en el estadio de Wembley. Cuando todos los focos estaban dirigidos a Neymar, Marcelo, Hulk, Oscar y compañía, el sol radiante que iluminó la final olímpica cegó a la selección brasileña e hizo brillar con fuerza a la otra contendiente, México, que se llevó la gloria.

Y es que la selección 'tri' se colgó al cuello su primer oro olímpico contra todo pronóstico y dejó a Brasil sin consuelo, sin encontrar respuesta a tan dura experiencia, sin poder atrapar un sueño que se convierte cada cuatro años en pesadilla. La 'canarinha' se marcha de Londres con el sentimiento de haberse quedado a la orilla.

Tras alcanzar la final sin apenas contratiempos, se queda sin el premio deseado y alarga la maldición que persigue al fútbol brasileño en las Olimpiadas. La pentacampeona del mundo nunca ha conquistado unos Juegos y tendrá que esperar a organizar en su propia casa, en Río de Janeiro, los próximos para volver a intentarlo.

Peralta, que anotó en el primer minuto y la segunda parte, se convirtió en el héroe del partidoLa final ya comenzó mal para los de Menezes desde que el pitido. Oribe Peralta, el gran héroe de la final, aprovechó a los 28 segundos de juego un fallo de coordinación en la defensa brasileña para engañar a Gabriel y anotar el primero. La final cambiaba el panorama de repente. México no quería despertarse.

Con el marcador en contra, Brasil intentó llevar la iniciativa, pero para atacar le faltaba un hombre y el choque parecía quedar más en manos del 'tri' y los contraataques que montaba.

Un tiro de Leandro Damiao fue todo lo que produjo Brasil tras una primera media hora que obligó a Menezes a desandar el camino andado. A quitar del campo a Alex Sandro para dar entrada Hulk y recuperar la fisonomía 4-2-3-1 del once 'canarinho' hasta cuartos de final. Ese cambio derivó en un periodo de más ataque brasileño, aunque sin demasiado peligro a pesar de sus continuas llegadas.

Brasil pudo haber llevado la final a la prórroga en los últimos instantes

Más peligrosos fueron los brasileños tras el descanso, con Neymar y Oscar entrando más en acción. Pero fue Fabián el que tuvo la primera gran ocasión de la segunda parte. Primero no definió ante Gabriel y después remató al larguero en difícil postura.

Pero el partido parecía destinado a México, que decantó definitivamente el encuentro en una conexión Fabián-Peralta a balón parado. El segundo recogió un guante del primero para, solo dentró del área, rematar a placer de cabeza. Estalló de alegría el 'tri', que, no obstante, aún tuvo que sufrir para cantar definitivamente victoria.

Ya que, ya en el añadido, Hulk puso el 1-2 tras un balón largo de Marcelo que no supo despejar la defensa mexicana. Y aún Oscar pudo mandar el choque a la prórroga de hacer acertado a meter entre los tres palos un remate de cabeza a la altura del primero a centro de Hulk y estando completamente solo. No lo logró, México reventó de alegría y Brasil se condena a seguir penando en busca de su recompensa más deseada: el oro olímpico.

Brasil 1 - México 2

Brasil: Gabriel; Rafael (Lucas, min.85), Thiago Silva, Juan, Marcelo; Rómulo, Sandro (Pato, min.71), Alex Sandro (Hulk, min.32); Oscar, Neymar; y Leandro Damiao.

México: Corona; Israel Jiménez (Vidrio, min.80), Mier, Reyes, Chávez; Herrera, Salcido, Enríquez, Aquino (Ponce, min.57); Fabián y Peralta (Raúl Jiménez, min.86).

Goles: 1-0, min.1: Oribe Peralta. 2-0, min.75: Oribe Peralta. 1-2, Hulk: min.75.

Árbitro: Mark Clattenburg (GBR). Mostró tarjeta amarilla a los brasileños Marcelo, y a los mexicanos Reyes, Israel Jiménez y Vidrio.

Incidencias: Final del torneo masculino de Londres 2012, disputado en un estadio de Wembley a reventar con un total de 86.162 espectadores.