Archivo de Público
Sábado, 11 de Agosto de 2012

El jefe del espionaje alemán ve cerca el fin de Al Asad

Schindler considera que el régimen está en sus últimas fases dado que su ejército está repleto de bajas y deserciones hacia grupos de la oposición.

REUTERS ·11/08/2012 - 14:36h

REUTERS - Imagen de archivo del presidente sirio, Bachar al Asad.

El jefe del espionaje alemán ha asegurado que el Gobierno del presidente sirio, Bashar al Asad, está en sus últimas fases dado que su Ejército está repleto de bajas y deserciones hacia grupos de la oposición. Gerhard Schindler, el responsable de la agencia de inteligencia alemana BND, ha asegurado que el ejército sirio, que tuvo en el pasado 320.000 miembros, ha perdido unos 50.000 desde que comenzó la revuelta contra el Gobierno hace 17 meses.

En declaraciones al diario alemán Die Welt, Schindler ha insistido en que las unidades flexibles y más pequeñas de los rebeldes están debilitando la fortaleza militar de su enemigo con tácticas de guerrilla.

"Hay muchas pruebas de que el fin del juego para el régimen ha comenzado", ha afirmado el presidente de la Bundesnachrichtendienst. "(Esas pérdidas) incluyen a quienes han resultado heridos, han desertado y a unos 2.000 o 3.000 que se han pasado al ejército armado de la oposición",ha agregado. "La erosión de los militares continúa".

Las tácticas de guerrilla

Mientras el férreo control de Asad en el país ha ido reduciéndose ante la fortaleza del levantamiento, sus hombres tienen una sobria ventaja militar frente a unos rebeldes pobremente armados.

Sin embargo, Schindler ha indicado que las pequeñas unidades rebeldes estaban haciéndoles frente aprovechando su velocidad y maniobrabilidad para tender rápidas emboscadas. "Dado su pequeño tamaño, no son un buen objetivo para el ejército de Asad", ha dicho. "El ejército regular tiene ante sí una variedad de combatientes flexibles. La receta de su éxito son sus tácticas de guerrillas". Asad trata de sofocar una rebelión que pretende acabar con las cuatro décadas de su familia en el poder en Siria.