Archivo de Público
Viernes, 10 de Agosto de 2012

Científicos españoles ayudan a reducir el riesgo volcánico en las Azores

Con este proyecto se pretende contribuir a un mejor conocimiento sobre el proceso de interacción agua-gas-roca del sistema volcánico insular de Faial

EFE ·10/08/2012 - 13:35h

Fotografía de la zona del sistema volcánico insular de Faial en las Azores.

Científicos del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER) del Cabildo de Tenerife han finalizado una campaña dirigida a reducir el riesgo volcánico en las Azores, informa hoy la corporación insular.

El objetivo del proyecto ha sido evaluar la emisión de dióxido de carbono (CO2), helio (He) y radón (222Rn) por el sistema volcánico insular de Faial, y realizar una amplia caracterización química e isotópica de los gases disueltos en las aguas subterráneas de dicha isla.

De esta forma se pretende contribuir a un mejor conocimiento sobre el proceso de interacción agua-gas-roca del sistema volcánico insular de Faial.

Durante esta tercera campaña científica han colaborado personal del Observatório Vulcanológico e Geotérmico dos Açores (OVGA), de la Cámara Municipal de Horta, del Centro de Interpretación de Volcán Capelinhos y de la Secretaria Regional do Ambiente e do Mar del Gobierno Regional de Azores.

El sistema volcánico insular de Faial, con un área de 172 kilómetros cuadrados y en la actualidad con una población de 15.476 habitantes, ha experimentado dos erupciones históricas, una subaérea (1672) y otra submarina (1957-58).

Esta última muy marcada en la memoria de todos los azoreños dado que como consecuencia de la erupción del volcán Capelinhos (1957-58), más de 4.000 personas emigraron a los Estados Unidos de América gracias a un acta promovida por el entonces senador John F. Kennedy y otros congresistas americanos.

En este proyecto participan como socios varias instituciones de Cabo Verde como el Laboratorio de Engenharia Civil (LEC), la Universidade (Uni-CV), y el Serviço Nacional de Protecção Civil (SNPC) además de contar con la colaboración y el apoyo del Observatório Vulcanológico e Geotérmico dos Açores (OVGA).