Archivo de Público
Viernes, 10 de Agosto de 2012

Los tres españoles, finalistas en piragüismo

Saúl Craviotto, Alfonso Benavides y Teresa Portela acaban segundos en sus semifinales y lucharán el sábado por las medallas

JORGE YUSTA / AGENCIAS ·10/08/2012 - 13:10h

REUTERS - Saúl Craviotto durante la primera serie de K1 200 metros.

Grandísima mañana para la delegación española en las instalaciones de Eton Dorney, donde los tres piragüistas que buscaban un sitio en las finales que se disputarán el sábado han cumplido con creces. Los tres dominaron las primeras series y en las semifinales pasaron a la lucha por las medallas como segundos en sus respectivas categorías.

Por tanto, Saúl Craviotto, Alfonso Benavides y Teresa Portela, en K1 200 metros masculino, C1 200 metros masculino y K1 200 metros femenino respectivamente, se encuentran en condiciones de emular a David Cal y colgarse un metal al cuello. De ser así el piragüismo español ampliaría su cosecha en estos Juegos Olímpicos, en los que ya cuenta con el bronce de Maialen Chourraut en aguas bravas y con la plata del propio Cal en C1 1.000 metros.

El primero en clasificarse para la final fue Saúl Craviotto, que intentará volver a conquistar una medalla de oro olímpica. Y lo logró hace cuatro años en Pekín junto a Carlos Pérez Rial en K-2 500 metros. La cita será el sábado a partir de las 10.30 horas -hora española-.

Craviotto finalizó en segunda posición su serie (35.597), sólo dos milésimas por detrás del canadiense Mark de Jonge (35.595). El recientemente proclamado campeón de Europa, el serbio Marko Novakovic, fue tercero.

El palista de Lleida dominó su serie desde el comienzo, pero fue superado por el norteamericano en un sprint final en el que tuvo que recurrirse a la 'foto finish' para determinar el ganador de la prueba. La gran sorpresa de las semifinales fue la eliminación del polaco Piotr Siemionowski, actual campeón mundial, que se quedó fuera de la final tras concluir sexto en la segunda semifinal.

Después fue el turno de Alfonso Benavides, que también logró el pase a la final de C1 200 metros al finalizar en segunda posición su semifinal con 40.619 segundos. El balear de 21 años, que había ganado su serie preliminar marcando récord olímpico, quedó por detrás del ruso Ivan Shtyl' (40.346 y mejor tiempo olímpico) y mañana se jugará un puesto en el podio a partir de las 10:47 hora española.

Por último, Teresa Portela también finalizó segunda en su semifinal en K-1 200 metros y peleará por las medallas mañana. La pontevedresa, que participa en sus cuartos Juegos y que se estrena en la cita olímpica en una distancia en la que ya fue dos veces campeona mundial, luchó por la victoria de la regata con la vigente campeona del mundo de la distancia, la neozelandesa Lisa Carrington, que paró el crono en 40.528. La canguesa logró de esta manera el pase directo a la final del sábado.