Archivo de Público
Jueves, 9 de Agosto de 2012

Para ‘otakus’ del anime japonés

La Casa Encendida expone, hasta el 23 de septiembre, bocetos, dibujos y fotografías de seis artistas emblemáticos del anime japonés. La muestra se completa con un ciclo de cine

BEGOÑA PIÑA ·09/08/2012 - 09:27h


 

La Armada Imperial Japonesa encargó a Mitsuyo Seo una película de propaganda  militar inmediatamente después del ataque, el 7 de diciembre de 1941, de la base norteamericana de Pearl Harbour. Momotaro no umiwashi (Las águilas marinas de Taro melocotón) encantó al público infantil. El ejército nipón ya era consciente del poder de fascinación que tenía el cine de animación entre los espectadores de su país, seguidores de éste desde las primeras décadas del siglo pasado. Lo que no intuía era el éxito que alcanzaría en los noventa en el mundo entero. Hoy, millones de fanáticos del anime -otakus- se reúnen en convenciones internacionales, se relacionan a través de páginas hiperactivas en las redes sociales y se mantienen alertas ante cualquier novedad del género, que se ha convertido en un fenómeno cultural planetario sin precedentes. La Casa Encendida exhibe, hasta el próximo 23 de septiembre, la obra de seis artistas del anime, en la exposición Proto Anime Cut, primera gran muestra de este arte fuera de Japón y donde los dibujos y fotografías se presentan independientemente de su función en el cine, pero con las que se explica el proceso de creación de las películas.

Proto Anime Cut reúne la obra de seis artistas en la primera gran muestra fuera de Japón

El éxito de Akira, de Katshuhiro Otomo , en 1988, y de Ghost in the Shell, de Mamoru Oshii, en 1995, fueron el primer gran síntoma de la recuperación del género, que se elevó a los altares de la cultura con mayúsculas cuando Hayao Miyazaki presentó, en 2001, en el exigente Festival  de Cine de Berlín, El viaje de Chihiro y ganó con ella el primer Oso de Oro de la historia para una película de animación. El género había triunfado y lo había hecho, en muchos casos, con producciones en las que los artistas dibujaban todo a mano.  Actualmente existen ya tres generaciones que trabajan con ordenador. Sin embargo, los artistas que exponen en La Casa Encendida pertenecen a una generación -todos nacieron en los cincuenta o los sesenta- aún artesanal.

Comisariada por Stefan Riekeles y David d'Heilly, Proto Anime Cut reúne bocetos originales, pinturas, fotografías y películas de Hideaki Anno, Haruhiko Higami, Koji Morimoto, Hiromasa Ogura, Mamoru Oshii y Takashi Watabe. Ellos son autores de algunos de los títulos de más prestigio del anime de los últimos decenios, como la serie Neon Genesis Evangelion, de culto incluso fuera de Japón; la mencionada Ghost in the Shell, Boogiepop Phantom o Ichiban Ushiro no Dai Maō.

La exposición -dividida en tres salas- está centrada en la ciencia-ficción, a pesar del amplio terreno temático y de géneros en que se mueve el anime, y en el diseño de escenarios. Como dice uno de los comisarios de la muestra, "una mínima parte del universo del anime". En las obras reunidas, sin embargo, se aprecian elementos propios de esta animación japonesa, con escenarios trabajados meticulosamente, personajes con ojos enormes y nariz y bocas pequeñas... y bocetos de ciudades futuristas y vehículos especialmente dotados, de espectaculares tecnologías...

Esta forma de arte ha reunido a legiones millonarias de fans en todo el mundo

Características de una forma de arte que ha reunido legiones millonarias de fans en todo el mundo por varias razones. En opinión de Stefan Riekeles, uno de los motivos  del éxito en Europa es la libertad que hay en las historias, "además, es algo extranjero, distinto a lo que podemos ver por  aquí y es exótico. Los personajes no están tan definidos y permiten un mayor espacio de interpretación. Y, también, es fundamental el tipo de dibujos. A pesar de ser dibujos planos, con personajes que tienen los ojos grandes y son similares, no tienen tantos detalles, y esto permite una mayor identificación. Para el espectador es más fácil identificarse con personajes como Rei Ayanami (Evangelion) que con personajes tan bien diseñados como Shrek. Nadie quiere ser Shrek, pero mucha gente quiere ser Rei Ayanami".

Proto Anime Cut propone un acercamiento a uno de los géneros audiovisuales con más seguidores en el planeta a partir de seis de sus artistas emblemáticos. Ellos simbolizan el resurgir del anime, que a partir de los noventa se reflejó en un sobresaliente aumento de su producción. Los dibujos y bocetos de estos creadores son excepcionales, además, por la conquista de público de cualquier edad, sexo y condición social. Heidi, Marco, Mazinger Z, posteriormente, Candy Candy o Dragon Ball, los célebres Pokemon... son muy populares en España, donde también hay miles de fans del anime para adultos. Muchos de ellos deudores del  maestro Miyazaki, autor del citado El viaje de Chihiro, El castillo ambulante, Mi vecino Totoro o la más reciente Ponyo en el acantilado, y de quien ya se espera su próxima película. Una obra con la que el anime japonés viaja en el tiempo de nuevo a los días de la II Guerra Mundial y al ataque a Pearl Harbour, ya que estará inspirada en la vida de Jiro Horikoshi, diseñador del avión Zero que se utilizó aquel 7 de diciembre.

La exposición de La Casa Encendida se complementa con un ciclo de cine, que en este mes cuenta con películas como Memories, Sword of the Stranger, The Sky Crawlers, El verano de Coo, Colorful y Akira.