Archivo de Público
Miércoles, 8 de Agosto de 2012

Igor Bychkov, a la final de pértiga; Berta Castells, fuera en martillo

ATLETISMO. El pertiguista, primer español que luchará por las medallas desde Sydney 2000

AGENCIAS ·08/08/2012 - 14:12h

REUTERS - El español Igor Bychkov durante uno de sus saltos.

La delegación española ha contado con una cara y una cruz en la participación matutina. La buena noticia ha sido la clasificación de Igor Bychkov para la final olímpica de pértiga con una marca de 5,50 metros, a diez centímetros de su récord personal, que le bastó para estar entre los doce mejores de la ronda de calificación. La mala, la eliminación de Berta Castells en lanzamiento de martillo.

Bychkov volverá a la pista el viernes a las 20 horas para pelear por las medallas, algo que no lograba un pertiguista español desde que el vizcaíno Montxu Miranda obtuvo el noveno puesto en los Juegos de Sydney 2000.

Con una marca personal de 5,60, conseguida el año pasado, y un mejor salto de 5,56 esta temporada, Igor Bychkov compitió en el grupo B de calificación en busca de los 5,70 que garantizaban la final, o al menos terminar entre los doce mejores.

Bychkov saltó 5,20 a la primera y pasó en 5,35 para ir directamente por los 5,50, altura que también superó al primer intento.

Su primer fallo se produjo con el listón en 5,60 metros, su récord personal. Luego abortó la segunda tentativa para intentarlo, de nuevo sin éxito, con apenas 10 segundos en la cuenta atrás. Se dejó el último intento para los 5,65 y falló, pero su marca le bastaba para ser finalista.

Castells, fuera de la final de martillo

Peor le fue a la atleta tarraconense Berta Castells, plusmarquista española de martillo, que se ha quedado fuera de la final con una marca de 68,41 metros. Castells había batido el 24 de julio en Manresa su propio récord de España para dejarlo en 69,59, un registro que, de repetirlo, no le garantizaba hoy el acceso a la final, ya que la marca de acceso directo era de 73 metros.

Su primer lanzamiento fue de 67,74. Mejoró hasta los 68,41 en la segunda ronda y acabó con un tiro de 65,26, décima del grupo B y vigésima primera entre las 37 participantes en el conjunto de los dos grupos.

La tarraconense llegaba a sus terceros Juegos (tanto en Atenas como en Pekín cayó en la calificación) en la mejor forma de su vida, con 14 plusmarcas nacionales en su historial, para buscar su primera final olímpica o mundial. Hasta ahora sólo había conocido, dos veces, la de los Europeos, en Barcelona 2010 y Helsinki 2012, con el mismo resultado en ambas, novena.