Archivo de Público
Miércoles, 8 de Agosto de 2012

Una ONG denuncia a un proveedor de Samsung por contratar a niños

China Labor Watch calcula que la empresa HEG puede tener a un centenar de menores trabajando en una fábrica china. Samsung dice no saber nada

EUROPA PRESS ·08/08/2012 - 13:05h

HEG es socia de Samsung.

El grupo de derechos humanos China Labor Watch (CLW) ha denunciado a HEG Electronics, una empresa china que crea productos para Samsung, Motorola y LG, por emplear conscientemente a trabajadores menores de edad.  Según sus investigaciones, en una de sus fábricas había siete niños menores de 16 años trabajando.

CLW estima que del total de trabajadores de la fábrica, que cuenta con un total de 2.000 empleados, entre 50 y 100 son menores de edad y realizan el mismo trabajo que los adultos. El observatorio chino asegura que la fábrica tenía conocimiento de la edad de los menores y pese a todo continuó empleándoles y moviéndolos a dormitorios alquilados fuera de los terrenos de la fábrica para evitar que fueran descubiertos.

Lo que no ha sido aclarado es si Samsung (socio principal de HEG) y las demás empresas eran conscientes de estos presuntos abusos. Según indica la publicación Bloomberg, Samsung ha asegurado que llevó a cabo dos inspecciones in situ para comprobar las condiciones de trabajo de la fábrica durante este año, pero no encontraron ninguna irregularidad.

"Una vez conocido el informe, se llevará a cabo otra investigación sobre el terreno lo más pronto posible para asegurar que nuestras inspecciones anteriores se han basado en una información completa y tomar las medidas adecuadas para corregir cualquier problema que pueda surgir", afirmaron fuentes de la compañía en EEUU.

Además de las acusaciones de contratación de menores, el informe describe las condiciones de trabajo que todavía violan la ley china. Trabajadores con jornadas de hasta 11 horas diarias durante 26 y 28 días al mes que desconocen en muchos casos sus derechos. Las estimaciones indican que los menores pueden constituir en ocasiones hasta el 80 por ciento de la fuerza laboral por salarios cercanos a los 750 yuanes (95 euros) al mes, muy por debajo del salario mínimo, y pueden ser multados por delitos menores como descubrir defectos en los productos de Samsung.