Archivo de Público
Lunes, 6 de Agosto de 2012

Obama llama a Rajoy cuando los mercados dan por hecho un rescate de España

El presidente de EEUU irrumpe en su descanso por tierras gallegas. Moncloa reconoce que ambos hablaron "de la situación económica" del país y contrastaron la evolución de los mercados. Sube la bolsa y baja la rentabilidad de los títulos a medio plazo, lo que los inversores interpretan como una señal de la inminencia del rescate

PÚBLICO ·06/08/2012 - 18:46h

LARRY DOWNING / REUTERS - Obama y Rajoy coincidieron apenas dos minutos en Seúl.

Los mercados parecen apostar por un rescate blando de España. Todas las señales emitidas este lunes así parecen indicarlo: el Ibex-35 subió un 4,41% y recuperó el nivel de los 7.000 puntos; la prima de riesgo sigue con la tendencia bajista iniciada el viernes y ha caído hasta los 534 puntos básicos; finalmente, en el mercado de deuda la rentabilidad de los bonos a dos años ha bajado del 4,8% al 3,45%.

Esta senda, iniciada el viernes, confirma que los inversores dan por buenas las palabras del presidente del BCE, Mario Draghi, cuando el pasado jueves dejó la puerta abierta a comprar deuda a corto plazo y medio plazo siempre que los países en apuros lo solicitaran. Y todos dan por hecho que España lo hará.

El Gobierno español de momento no se pronuncia sobre un posible rescate, aunque no lo ha descartado. El mismo Mariano Rajoy no cerró la puerta a esa posibilidad el pasado viernes: "Quiero conocer las medidas no convencionales que tonmará del BCE, qué significan, qué pretenden y si son adecuadas. Entonces tomaremos una decisión", dijo el presidente. Este lunes, estando de vacaciones, Rajoy ha recibido una llamada del presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Rajoy y Obama charlaron durante media hora sobre "la situación económica en España, en la UE, y a nivel mundial", según la nota difundida por Moncloa.  Los dos dirigentes "han contrastado la situación de los mercados. El presidente Rajoy ha subrayado los esfuerzos que están realizando el Gobierno y los españoles para reducir el déficit público y desarrollar un programa ambicioso de reformas estructurales", añade el comunicado.

El Gobierno español de momento no se pronuncia sobre un posible rescate, aunque no lo ha descartado

Los analistas interpretan todo este conjunto de circunstancias en una sola dirección: habrá lo que en los mercados ya se llama un rescate blando o suave. Todo está interconectado: al igual que el viernes pasado, el favorable comportamiento del mercado de deuda por las compras de bonos a corto plazo en previsión de que España solicite ayuda al fondo de rescate europeo volvía a estimular al parqué nacional.

La prima de riesgo -que mide el diferencial entre la rentabilidad del bono alemán y el nacional- permaneció este lunes estable: bajó 8 puntos cuando el viernes lo hizo en 47, pero su estabilidad indica que algo se está moviendo en el mercado de deuda española, sobre todo en la de dos y tres años: en los bonos a tres años la rentabilidad en el mercado secundario ha bajado del 7,67% al 4,7%. La deuda a largo plazo ofrece un comportamiento más estable: a cinco años el interés se mantiene en el 5,4%; el interés del bono a diez años se relajó este lunes hasat el 6,74%. 

Además, el Tesoro Público ya tiene cubierta el 72,2% de la previsión de emisión bruta de deuda a largo plazo para todo el ejercicio de 2012, a lo que se añade que no habrá subastas hasta el próximo 21 de agosto. A todo esto hay que añadir que agosto es un mes con un poco volumen de negociación, lo que facilita que se produzcan grandes altibajos en los indicadores con operaciones relativamente pequeñas.