Archivo de Público
Sábado, 4 de Agosto de 2012

El juez Ruz decide este domingo si encarcela a los dos chechenos detenidos en Ciudad Real

Tomará declaración de nuevo a los dos y después decidirá sobre su situación personal, tras oir al fiscal. Son relacionados por Interior con Al Qaeda

PUBLICO.ES ·04/08/2012 - 18:10h

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz decidirá este domingo si envía a la cárcel o deja en libertad a los dos ciudadanos rusos de origen checheno detenidos el pasado miércoles en Almuradiel (Ciudad Real), en una operación policial contra Al Qaeda.

Fuentes judiciales señalaron que el juez les tomará declaración por segunda vez en dos días a partir de las 10 horas del domingo. Después de interrogarles, escuchará las peticiones que formulen el fiscal y el abogado de oficio de los detenidos, y acordará si procede enviarles a prisión incondicional o bien dejarles en libertad. 

 El pasado viernes, el juez ordenó prisión para el tercer detenido en la operación, el turco Kencig Yalcin, detenido en La Línea de la Concepción, a quien acusa de tenencia de sustancias explosivas con fines terroristas. Sin embargo, no le imputa delito de pertenencia a banda armada, al no tener indicios suficientes de su relación con Al Qaeda.

 Tras tomar declaración el viernes a los dos ruso-chechenos detenidos, identificados como Muhammad Adamov y Ahmad Avar, el fiscal pidió para ellos una prórroga de detención de dos días para realizar nuevas diligencias en el caso. El juez acordó la medida. Fuentes jurídicas indican que la Policía está analizando el contenido de un pen-drive de 32 gigas y un ipod de música incautado a los detenidos, así como el contenido de sus teléfonos móviles y sus tarjetas respectivas. 

La operación fue presentada en una rueda de prensa el pasado jueves por el ministro del Interior como "una de las mayores investigaciones internacionales contra Al Qaeda" llevadas a cabo en la historia, y destacó que uno de los dos rusos era un miembro importante de la estructura internacional de esa organización terrorista. El juez, sin embargo, no ha imputado hasta ahora a ninguno de los tres detenidos por pertenecer a Al Qaeda. Jorge Fernández Díaz afirmó también que los detenidos tenían explosivo en cantidad suficiente"para destrozar un autobús", aunque hasta la fecha sólo se les ha intervenido 150 gramos de una sustancia que podría ser pólvora, aunque oficialmente no se ha confirmado ni la cantidad ni el tipo de explosivo. Además, el ministro habló de indicios claros de que pensaban atentar en "España y/o en otros países europeos".