Archivo de Público
Sábado, 4 de Agosto de 2012

Secuestrados 48 iraníes chiíes en un autobús en Damasco

El Gobierno sirio señala a un "grupo terrorista armado" como autor de la acción. Los secuestrados visitaban estos días centros religiosos de Siria

EFE ·04/08/2012 - 16:27h

El Gobierno sirio confirmó hoy el secuestro de 48 peregrinos iraníes en Damasco a cargo de un "grupo terrorista armado", dijeron a Efe fuentes oficiales, que aseguraron que las autoridades "ya han emprendido una investigación".

Testigos del secuestro señalaron que un autobús turístico con los peregrinos iraníes a bordo fue secuestrado en el quinto anillo de circunvalación de la capital, a la altura del aeropuerto internacional de Damasco. Ningún grupo ha asumido hasta el momento la autoría de la captura de los rehenes. Según la agencia iraní de noticias Fars, los peregrinos, que finalizaban una gira por centros religiosos chiíes de Siria, fueron secuestrados a las 11.00 hora local (08.00 GMT), cuando el autobús se dirigía al aeropuerto, donde los peregrinos debían tomar un vuelo de vuelta a Irán.

Alrededor de 700.000 iraníes chiíes peregrinan cada año al templo dedicado en Damasco a Sayida Zeinab, la nieta del profeta Mahoma. Desde diciembre pasado, 29 iraníes han sido secuestrados por organizaciones armadas opositoras sirias, de ellos dos grupos de once peregrinos cada uno que fueron capturados en enero y febrero respectivamente y posteriormente puestos en libertad con la mediación de Turquía.

Los siete secuestrados restantes son técnicos de una empresa iraní que trabajaban en una central eléctrica cerca de la ciudad central siria de Homs, y de ellos han sido puestos en libertad cinco, el último el pasado 29 de julio, por lo que quedan dos en poder de sus captores.

Además, todavía permanecen retenidos otros once peregrinos libaneses chiíes, que fueron secuestrados el 22 de mayo en la provincia siria de Alepo cuando regresaban de un peregrinaje en Irán, el mayor aliado internacional del régimen de Damasco. Los secuestros y asesinatos por motivos religiosos se han disparado en los últimos meses en Siria, despertando el temor en la comunidad internacional a que el levantamiento contra el régimen de Bachar al Asad se convierta en un enfrentamiento sectario.