Archivo de Público
Viernes, 3 de Agosto de 2012

La fiscalía no pide prisión para dos de los presuntos miembros de Al Qaeda

El juez Pablo Ruz ha interrogado a los tres presuntos terroristas, dos ciudadanos ruso-chechenos y un turco.

A. MUÑIZ ·03/08/2012 - 17:39h

La Fiscalía no va a pedir de momento prisión para dos de los tres detenidos el pasado jueves por su supuesta pertenencia a Al Qaeda, y que, según el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, preparabn un atentado en España o en Europa. Se trata de los dos ciudadanos rusos de origen checheno Ahmand Avar y Muhammad Adanov, detenidos en Almuradiel (Ciudad Real) en una parada del autobús que cubre la ruta entre Cádiz e Irún.

Los fiscales han pedido que se prorroge la detención de estas dos personas, para practicar nuevas diligencias. Según fuentes judiciales, se está a la espera del análisis del volcado de la información de los teléfonos móviles y de un pen drive que llevaban los dos ciudadanos ruso-chechenos. Los dos sospechosos podrían permanecer detenidos hasta el domingo.

Los fiscales, en cambio, sí han pedido prisión para el tercer detenido, el ciudadano de origen turco Kenzig Yalcin, detenido en Cádiz, al que se le acusa de los delitos de pertenencia a organización terrorista y de tenencia de explosivos.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que ha interrogado a los tres presuntos terroristas, emitirá un auto decretando la situación de los detenidos, que han negado su pertenencia a Al Qaeda.

Según explicó ayer el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz , el material explosivo incautado a los arrestados es suficiente para "destrozar un autobús" y sería "especialmente lesivo" si se le añadiera metralla, aunque no detalló su cantidad ni composición. En el registro del chalé en el que residía el supuesto terrorista de nacionalidad turca, la Policía ha localizado un zulo vacío en el que los guías caninos han hallado restos de explosivos que están analizando. Según el ministro de Interior, uno de los dos detenidos ruso-chechenos sería un miembro operativo "extremadamente peligroso" y "muy importante dentro de la estructura de Al Qaeda occidental", que cuenta con experiencia en la fabricación de explosivos y conocimientos como francotirador, manipulación de venenos y formación en ultraligeros y aviones teledirigidos.