Archivo de Público
Jueves, 2 de Agosto de 2012

Murray hunde la última pieza de la Armada

TENIS. Almagro, lastrado por dolores en el hombro, sucumbe ante el ídolo local en cuartos (6-4 y 6-1). El torneo se queda sin españoles

AGENCIAS / PÚBLICO.ES ·02/08/2012 - 14:44h

REUTERS - Andy Murray golpea la pelota en el partido ante Almagro.

Rafa Nadal no podrá tener un sucesor español como campeón olímpico. Hoy, Nicolás Almagro, último representante español en el cuadro masculino individual, dijo adiós entre dolores. Su hombro, que le ha llevado por el camino de la amargura durante todo el torneo, dijo basta. Eso y el nivel del rival fueron losas imposibles de superar. 

El británico Andy Murray, llevado en volandas por el público que abarrotó la pista central del All England Club, no tuvo ni que esforzarse al máximo para doblegar al tenista murciano y se llevó el choque de cuartos de final en dos sets (6-4 y 6-1).

Las dolencias en el hombro derecho asomaron casi desde el principio en el murciano. Almagro había insistido en la necesidad de olvidar el dolor durante los partidos. No fue el caso ante Murray, una empresa mayor. Enchufado aún al buen nivel que demostró en Wimbledon, donde fue subcampeón.

Almagro tan solo pudo aguantar en los cuatro primeros juegos

Almagro, que ni siquiera pudo experimentar por primera vez las sensaciones de la pista central del All England Club, solo mantuvo el tipo durante cuatro juegos. En el quinto perdió el servicio. Y la concentración también. Buscó el hombro con frecuencia. Con gestos de dolor. Al tiempo que buscaba el auxilio de los técnicos españoles en la grada para indicarles que no podía más.

Prueba de la impotencia del español fue el gesto de rabia tras perder un punto ante el escocés. Lanzó la raqueta contra el suelo y casi tiene que lamentar un corte en la mano. Murray siguió a lo suyo. Muy acertado con el saque -firmó 15 saques directos- el marcador le ayudó de forma impensable gracias a los numerosos errores del español, fuera del partido.

El escocés cerró el primer set en 32 minutos. Almagro aprovechó el parón para solicitar el auxilio del médico, que trató el hombro dañado durante unos minutos. Para la vuelta al partido Nicolás Almagro ya se había marchado. Afrontó el segundo set como un trámite a cumplimentar. Mermado en lo físico y en lo moral. Más pendiente del dolor que de devolver la bola. Cedió el saque de entrada y también en el quinto parcial. Murray siguió a lo suyo y acabó con el duelo en 59 minutos. Resguardó energías para momentos de mayor exigencia. Como los que le esperan a partir de ahora.

Djokovic y Federer, en semifinales

Pese a quedarse sin españoles, el torneo olímpico está siguiendo el guión previsto -con la excepción de la baja por lesión de Nadal-. Y es que los dos favoritos a alzarse con el oro, Roger Federer y Novak Djokovic, se han clasificado para las semifinales. 

El serbio derrotó a Jo Wilfried Tsonga por 6-1 y 7-5 y llega a la frontera en la que se estancó hace cuatro años. Novak Djokovic solventó el compromiso en 80 minutos. Arrolló a su rival en la primera manga. En la segunda enderezó el rumbo, torcido con una ventaja de 2-0 para el francés, que fue incapaz de conservar. En la lucha por llegar a la final se tendrá que ver con Murray.

Mientras, el número uno del mundo se impuso al estadounidense John Isner por 6-4 y 7-6(5). El helvético tardó una hora y 25 minutos en superar al norteamericano, irregular en el saque, su principal arma. No obstante, en la segunda manga llevó el desenlace al desempate, en el que se impuso por 7-5. El suizo se enfrentará por la final ante el argentino Juan Martín del Potro, octavo favorito, que ganó al japonés Kei Nishikori por 6-4 y 7-6(4).