Archivo de Público
Jueves, 2 de Agosto de 2012

La mejora del viento ayuda a controlar el incendio de Guadalajara

La subdelegación del Gobierno informa de que la zona asolada podría alcanzar las 1.500 hectáreas.

EFE ·02/08/2012 - 14:01h

El subdelegado del Gobierno en Guadalajara, Juan Pablo Sánchez, ha informado hoy de que las condiciones climatológicas y de viento que ha habido esta noche han ayudado a que se perimetre la zona afectada por el incendio del Alto Tajo, lo que podría ayudar a que "no se descontrole". Según ha informado a Efe el subdelegado del Gobierno, más de 200 personas -un centenar de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y otro tanto de la Junta de Comunidades- han trabajado toda la noche para controlar el fuego, que se inició ayer al medio día, y que obligó a desalojar las localidades de Chequilla y Alcoroches.

Sánchez ha añadido que las labores de extinción siguen ahora mismo, cuando se acaba de realizar un cambio de turno, y acaban de empezar a actuar todos los medios aéreos -12 según la Junta-, que trabajarán para refrescar la zona, a la espera de que, a media mañana, se recrudezcan las condiciones de viento y calor. Asimismo, ha señalado que, tras haber perimetrado el fuego, la zona asolada por las llamas podría alcanzar las 1.500 hectáreas. A su juicio, el trabajo más importante ha sido el de evitar que el fuego pasara la carretera de Alcoroches a Checa, un "límite esencial", al haber una masa forestal importante.

Semantiene el nivel 2 de alerta

Aún se desconocen las causas que han originado el incendio, aunque, según Sánchez, lo importante es controlarlo y extinguirlo, y "ya habrá tiempo para saber las causas". Por su parte, según los bomberos del Consorcio de Guadalajara ya son 2.000 las hectáreas quemadas y han añadido que la empresa Movistar está trabajando para montar repetidores móviles y poder restablecer comunicaciones con la zona.

Asimismo, fuentes de la Consejería de Agricultura han destacado que algunas de la personas evacuadas, de los municipios de Chequilla y Alcoroches ya han dormido en sus casas, mientras que otras han permanecido en los refugios habilitados, en Molina de Aragón. Se mantiene activado el nivel de 2 de alerta, que ha motivado la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME). El incendio se inició a las 12.08 horas en Chequilla por causas desconocidas, y ha obligado a desalojar esa localidad y Alcoroches. El fuego se ha declarado en una zona de alto valor ecológico y complicada orografía y situada cerca de los límites provinciales de Cuenca y Teruel.