Archivo de Público
Jueves, 2 de Agosto de 2012

Draghi planea una doble vía para atajar la crisis de la deuda

Según la prensa alemana, plantea  que el fondo europeo compre bonos de Italia y España mientras que el banco intervendrá en el mercado secundario. La propuesta tampoco convence a Berlín.

AGENCIAS ·02/08/2012 - 10:32h

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, revelará hoy una propuesta que considera dos elementos para hacer frente a la crisis de deuda soberana de la zona euro, según asegurael el diario Süddeutsche Zeitung en su edición de hoy. El diario de Múnich asegura que Draghi planeando una acción concertada usando tanto al BCE como el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) para comprar deuda soberana de España o Italia y así ayudar a reducir las tasas en las que se endeudan esos dos países.

El MEDE compraría deuda soberana en pequeñas cantidades directamente a ambos países, mientras que el BCE retomaría su compra de deuda en el mercado secundario. El Bundesbank se ha opuesto a nuevas compras de deuda por parte del BCE. Según el rotativo, un sector cada vez más mayoritario del consejo del BCE es partidario de que la entidad reanude sus compras de deuda soberana, aunque no es muy probable que haya una decisión oficial al respecto.

Pero sí hay más posibilidades de que Draghi detalle en términos más concretos lo que mencionó la semana pasada: que el BCE hará todo lo que sea necesario dentro de su mandato para respaldar al euro, aunque no se espera nada definitivo hasta, al menos, el 12 de septiembre, después que el Tribunal Constitucional alemán resuelva sobre el MEDE. El diario dijo que los planes de Draghi podrían llevar a que el MEDE tome parte directamente en las subastas de deuda estatal de los países afectados para reducir las tasas de interés en las ventas de bonos.

El diario alemán añade que se esperaba que el plan restauraría la confianza de los inversores privados en el mercado de bonos, para lo que el MEDE tendría que asignar sumas relativamente pequeñas de dinero, o bien podría retirarse de la subasta de bonos a última hora si la tasa de interés cae hasta niveles aceptables. También existen muchas dudas respecto a que el gobierno alemán esté de acuerdo con la propuesta de Draghi. Probablemente, el Bundesbank rechace la idea.

Los tipos, sin cambios

El BCE ha mantenido los tipos de interés en el 0,75%, pese a que algunos expertos esperaban que rebajase la tasa hasta el 0,5%. Además, deja en cero la facilidad de depósito. En junio, Draghi se ciñó al guión y bajó los tipos de interés en 25 puntos básicos, por primera vez desde diciembre, cuando recortó los tipos dos veces consecutivas para contrarrestar el fuerte deterioro de la situación en Europa.