Archivo de Público
Miércoles, 1 de Agosto de 2012

El trono dorado de Wiggins

CONTRARRELOJ. El ciclista suma a la conquista del Tour el oro olímpico y se convierte en el mejor atleta británico de la historia

PÚBLICO.ES ·01/08/2012 - 17:36h

REUTERS - Bradley Wiggins en el podio londinense.

Gran Bretaña ha vuelto a enloquecer con su gran ídolo, el ciclista Bradley Wiggins. Era el gran favorito en la prueba de contrarreloj y no ha defraudado. Se ha llevado el oro olímpico al cubrir los 44 kilómetros de la prueba en 50 minutos y 39 segundos, con el que suma siete medallas olímpicas. Esa cifra le ha convertido en el atleta del Reino Unido que más veces ha subido en la historia al podio en unos Juegos.

Wiggins completa un año absolutamente soberbio, ya que hace apenas diez días se encontraba en los Campos Elíseos de París celebrando su victoria final en el Tour de Francia, incluídos los dos triunfos de etapa en las contrarreloj.

Wiggins suma su séptima medalla olímpica, el atleta con mejor palmarés de Gran Bretaña

En el podio de hoy Wiggins ha tenido una doble alegría, ya que su compañero de equipo, el también británico Christopher Froome ha logrado el bronce. Entre ellos se ha colado el alemán Tony Martin, que entró 42 segundos más tarde que Wiggins. El suizo Fabian Cancellara, defensor del título, sufrió tras su caída en la prueba de fondo en carretera y terminó séptimo.

Con su nueva victoria, Wiggins suma cuatro medallas de oro, una de plata y dos de bronce, que ha ganado desde Sydney 2000, una más que el legendario remero británico Steve Redgrave, que obtuvo medalla en cinco Juegos consecutivos, desde 1984 hasta 2000. En las anteriores ocasiones, las preseas las sumó en el ciclismo en pista, sobre todo en la modalidad de persecución.

Las aspiraciones españolas volvieron a acabarse demasiado pronto. El mejor clasificado fue Jonathan Castroviejo, noveno, mientras que Luis León Sánchez, que entraba en las apuestas como favorito a medalla, rompió la cadena de su bicicleta a la salida y pinchó después una rueda, lo que le impidió luchar con los mejores y terminó en el puesto número 32.

La carrera cronometrada se disputó a lo largo de una carretera llana en el condado de Surrey, al suroeste de Londres, con la salida y la llegada ubicadas en los idílicos jardines del palacio de Hampton Court, un complejo a orillas del río Támesis donde el rey Enrique VIII estableció su residencia favorita.

Durante todo el recorrido, Wiggins fue acompañado por cientos de aficionados y de banderas del Reino Unido que le animaban. Tras conquistar por vez primera para el Reino Unido la ronda gala, Wiggns fue el encargado de dar el campanazo de salida a los Juegos en la ceremonia de inauguración de Londres 2012, un lugar privilegiado que el ciclismo británico no había conocido hasta ahora.

Segundo oro del día para los anfitriones

La jornada ha sido redonda para Gran Bretaña, ya que esta mañana vio cómo su delegación conquistaba la primera medalla de oro en los Juegos. Llegó en el canal de Eton Dorney, gracias a las pareja británica formada por Helen Glover y Heather Stanning, que se impusieron en la final de dos sin de remo femenino.

En el dos sin femenino Helen Glover y Heather Stanning hicieron historia, no sólo por lograr el primer oro para los anfitriones en Londres 2012, sino también por que se trata del primer título olímpico en remo femenino que logra una embarcación del Reino Unido.