Archivo de Público
Miércoles, 1 de Agosto de 2012

Zapatero pide al BCE que sea un banco "con todas las consecuencias"

Los socialistas de la Eurocámara exigen a Berlín que permita una acción clara de la autoridad monetaria

EFE ·01/08/2012 - 18:16h

El ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha defendido este miércoles en Lanzarote que sería "muy conveniente y razonable" para la zona euro una mayor intervención en la actual situación económica mundial del Banco Central Europeo (BCE), que "tiene que ser un banco con todas las consecuencias".

Rodríguez Zapatero ha mantenido un encuentro informal con la prensa, sin grabadoras, en Lanzarote, su lugar habitual de vacaciones desde hace años, en el que ha rehusado expresar su opinión sobre cuestiones de carácter político, apelando a su condición institucional de expresidente.

No obstante, sí ha defendido que las economías solo mejorarán "si baja la presión sobre las primas y eso, ha dicho, "solo lo puede hacer" la autoridad monetaria.

Los socialistas europeos exigen a Berlín que permita una acción del BCE

Por otra parte, el grupo de los socialistas y demócratas del Parlamento Europeo (PE) ha exigido al Gobierno alemán que dé su plácet político al BCE para que lleve a cabo "intervenciones de mercado" y transmita una "señal clara". "Se necesita una actitud positiva por parte de Alemania. Alemania ha hecho mucho por la estabilidad de la eurozona hasta ahora, pero todo puede peligrar si se impide al BCE y a los fondos de rescate enviar una señal clara a los mercados financieros", señaló en un comunicado el líder de este grupo, Hannes Swoboda.

Para los socialistas de la Eurocámara, "está quedando cada vez más claro que los recortes presupuestarios públicos y privados no pueden resolver la actual crisis".

"La austeridad extrema está haciendo la situación peor. La consolidación de los presupuestos acordada a escala europea debe venir acompañada de intervenciones activas en los mercados y de mayores inversiones", ha subrayado Swoboda.

Los socialistas piden, en este sentido, una "luz verde política" para que el presidente del BCE, Mario Draghi, emprenda acciones.

"La falta de una acción política es simplemente irresponsable. Los costes económicos, sociales y políticos del asombroso desempleo siempre parecen olvidarse o banalizarse cuando se discuten los riesgos y costes de una intervención del BCE", ha añadido.