Archivo de Público
Miércoles, 1 de Agosto de 2012

La crisis económica amenaza la seguridad nacional

Rajoy incluye por primera vez en una directiva de Defensa Nacional la lucha contra el déficit como peligro para la seguridad

ANDRÉS MUÑIZ ·01/08/2012 - 16:14h

A la larga lista de males achacados a la crisis económica desde hace cuatro años, el Gobierno del PP ha decidido unir expresamente otro más, de carácter militar. La crisis económica es también "una amenaza a la seguridad" nacional. Así lo ha introducido por primera vez el Gobierno de Mariano Rajoy en la Directiva de Defensa Nacional, un documento que se aprueba cada legislatura para detallar los principales riesgos que acechan a España, según el Ejecutivo. La Directiva recibió el visto bueno ayer en una reunión de Rajoy con el Rey y el Príncipe, junto a varios ministros.

En un encuentro con periodistas para explicar el documento, el ministro de Defensa señaló que esa amenaza de la crisis, concretada en la lucha contra el déficit público, se deriva de las restricciones presupuestarias que impone en materia de seguridad, y que es extensible a los principales aliados. Pedro Morenés destacó que tendrán que ser eficaces en el marco de austeridad, y puso el ejemplo de que Estados Unidos, siendo la mayor potencia militar de la historia y con más de 600.000 millones de dólares de presupuesto en defensa, sufrió los ataques del 11-S en 2001 nada menos que contra el Pentágono o las torres gemelas.

Pero eludió contestar a la pregunta de si los recortes presupuestarios ponen en peligro la seguridad nacional en España. "No hay ninguna seguridad ideal, es cuestión de equilibrio. Con lo que tengamos, tenemos que hacer la mejor defensa", dijo vagamente, recordando que están ultimando el plan de reducción drástica de efectivos encargado al jefe del Estado Mayor de la Defensa. 

Geográficamente, la Directiva sitúa los principales peligros y amenazas para España en la inestabilidad del Norte de Africa, El Sahel (donde se encuentra Mali), u Oriente Medio, o en la piratería del Golfo de Guinea. Y como acciones, previene contra ataques cibernéticos, tráfico de personas, extensión de movimientos y grupos fanatizados, o la quiebra de seguridad en el espacio áereo o aeroespacial, además de mencionar, como ya hacían anteriores directivas, la amenaza de proliferación de armas de destrucción masiva.

Morenés destacó que África, desde Oriente Próximo hasta Marruecos, es una región donde ha prendido la "esperanza" con la denominada primavera árabe, pero que también puede generar un foco de riesgo. "Todo puede salir muy bien, pero, como vemos en algunos sitios, la situación de apertura lleva a unas tensiones enormes que en Libia están produciendo espantosos resultados. Es un asunto que nos preocupa extraordinariamente". 

Respecto a las alianzas en la UE y la OTAN, el ministro destacó que los cambios estratégicos en Estados Unidos, más atentos a Oriente Medio y al Pacífico que al Atlántico, obligan a un esfuerzo de mayor responsabilidad de los socios europeos. Y afirmó que España no puede figurar en esas acciones multinacionales "a la cola de la responsabilidad".