Archivo de Público
Miércoles, 1 de Agosto de 2012

Descalificadas ocho jugadoras de bádminton que pretendían perder

La federación internacional investiga el comportamiento de las jugadoras de China, Corea del Sur e Indonesia, que jugaron mal para evitar cruces complicados.

AGENCIAS ·01/08/2012 - 14:25h

REUTERS - El árbitro amonesta verbalmente a las jugadoras chinas y surcoreanas.

El Comité Disciplinario de la Federación Internacional de Bádminton ha decidido descalificar a ocho jugadoras acusadas de intentar dejarse vencer para obtener un cruce más favorable en los cuartos de final del torneo olímpico de Londres. Las parejas de dobles de China, Corea del Sur e Indonesia han sido acusadas de "no poner en práctica todo su esfuerzo para ganar el partido" y de "comportarse de una manera claramente abusiva en detrimento del deporte".

En un primer momento se llegó a barajar la posibilidad de que las jugadoras fueran directamente expulsadas de lo Juegos, pero finalmente solo han sido descalificadas de la competición de bádminton.

Las deportistas implicadas son las chinas Wang Xiaoli y Yu Yang, campeonas mundiales, las indonesias Greysia Polii y Meiliana Jauhari, las surcoreanas Jung Kyung y Kim Ha-na y sus compatriotas Kim Min-jun y Ha Jung-eun. La Federación Internacional de Bádminton informó de que las parejas de Indonesia y Corea del Sur han presentado una apelación para intentar evitar la descalificación.

Una vergüenza de partido

Uno de los partidos bajo sospecha fue el de las chinas Yu Yang y Wang Xiaoli contra las surcoreanas Hung Kyung-eun y Kim Ha-na, a la postre ganado por estas últimas por un claro 14-21 y 11-21. El público comenzó a sospechar que algo ocurría cuando tanto chinas como surcoreanas empezaron a cometer varios fallos de saque consecutivos, o hicieron que en lances relativamente sencillos del juego el volante se quedara en la red o fuera de la pista.

El juego llegó a ser tan vergonzoso y los abucheos del público subieron tanto de tono que el árbitro del partido ordenó que se detuviera a mitad del primer set, para pedir a las dos parejas que se tomaran el encuentro en serio.

Las jugadoras chinas envueltas en la polémica han dado toda clase de excusas para explicar su actuación, desde que una de ellas se había lesionado durante el calentamiento hasta que estaban dosificando sus energías para los cuartos de final. También aseguraron que las surcoreanas empezaron a perder puntos a propósito, y que desde el principio vieron que las surcoreanas no iban a jugar a conciencia, pues ni siquiera calentaron al principio del encuentro.

El seleccionador de Corea del Sur, Han-kook, dijo que dos de sus parejas habían intentado perder sus partidos frente a las campeonas del mundo, la pareja china y al equipo de Indonesia pero añadió que era en represalia del equipo chino que promovió la farsa.

Dijo que habían intentado deliberadamente tirar el primer partido para asegurarse que su principal dúo compuesto por Yu Yang y Wang Xiaoli no se encontrara con la pareja número dos de China hasta el partido decisivo por la medalla de oro. "Las chinas empezaron esto. Lo hicieron ellas primero", dijo Sung a los periodistas a través de un intérprete.